Miércoles, 18 Enero 2017

  • ARROZ DIANA.jpg
Luis Eduardo Chamorro

Luis Eduardo Chamorro

Exsecretario, experto y consultor en temas educativos.
Hay algunos hechos nuevos en el desarrollo educativo de los 46 municipios no certificados del Tolima, donde la  administración de los recursos para la educación están a cargo de la gobernación.
 
Un hecho, por ejemplo, es que el presupuesto total para el gasto educativo ya llega a la cifra de 509 mil 431 millones de pesos, de los cuales 442 mil 63 millones son recursos de las transferencias nacionales que se gastan en el pago de salarios y prestaciones sociales del personal, principalmente en el pago de los docentes.
 
Para destacar está el hecho de que el departamento , de sus recursos propios ha presupuestado 31 mil millones y otros 32 mil 330 millones son recursos del sistema nacional de regalías, destinados a inversión en el sistema educativo.
 
Si comparamos con lo que ocurre en Ibagué tenemos que en la capital tolimense hacen mayores inversiones de recursos propios en educación al incorporar el empréstito para jornada única. Pero Ibagué no ha tramitado recursos de regalías para educación y debiera hacerlo.
 
En cuanto a evolución de la matrícula en los 46 municipios no certificados ocurre que faltan 4.515 estudiantes matriculados en el 2016, para tener por lo menos la matrícula del año 2015.  Eso implica una disminución del 2.7 por ciento en la matricula entre los dos años, según el reporte que hace la Secretaría de Educación Departamental.
 
Hay un hecho que da para muchos interrogantes.  En el año 2016 que está en curso, hay 86 escuelas rurales que funcionan con un solo docente y solo 4 o 5 estudiantes.
 
Se trata de escuelas rurales aisladas y distantes de zonas urbanas donde el docente deben  llegar por caminos inapropiados, unas veces en mula, otras veces a pié o en moto. ¿Qué se debe hacer en estos casos? Es posible que la solución sea la de ofrecer transporte escolar o poner en funcionamiento internados como los que existían antes. Esto último, desde luego es costoso.
 
En fin quedan muchas otras cosas por decir.
El acuerdo del gobierno con las FARC, el plebiscito de aceptación o rechazo del mismo, son temas relacionados con la paz que de una u otra manera llegan a las instituciones educativas .
 
Porque se espera que el sistema escolar se involucre en actividades relacionadas con el posconflicto. La pregunta tácita o expresa sobre este tema es  : ¿Qué le corresponde hacer a cada institución educativa en esta etapa del posconflicto?
 
El sistema escolar en general tiene la misión de formar a infantes, adolescentes y jóvenes en aspectos relacionados con los saberes científicos que se estiman como necesarios para el su desempeño en el presente y en el futuro como ciudadanos.
 
Le corresponde formar en habilidades y competencias tecnológicas y en aspectos de formación relacionados con valores y actitudes.
 
Entonces, compete al sistema escolar y a cada institución educativa o colegio, poner en la mente de los estudiantes los conocimientos que sean necesarios para vivir en convivencia y en paz con los demás y eso tiene que ver con temas como la justicia, los derechos humanos,  la democracia, la diversidad y la pluralidad de roles sociales y comportamientos culturales diversos en una sociedad que es diversa.
 
Pero en esta etapa del posconflicto, las responsabilidades del sistema escolar no se pueden quedar en las teorías y conceptos corresponientes a estos temas, sino que directivos y docentes deben construir ambientes de no violencia como forma de vida en el ámbito de las instituciones escolares, a través de lo que se puede denominar como la  pedagogía de la paz.
 
 Si cada institución escolar se pone de acuerdo n humana para la no violencia y el posconflicto.l Sistema ruir ambientes de no violencia como forma de vida en el dad de roles se n desarrollar la Cátedra de la Paz que se creó por ley 1732 del año 2015 y que debe estar en ejecución a partir del presente año, se estaría  contribuyendo eficazmente en la formación humana para la no violencia y el posconflicto.
 
Si aspiramos a un mayor desarrollo científico, requerido para el logro del crecimiento  económico y social en el Tolima, debemos formar un mayor número de profesionales con título de doctor en diferentes áreas. Desde luego que no me refiero a quienes gratuitamente se les dice doctores sin haber cursado un doctorado, para lo cual se exigen por lo menos 10 años de estudio que se inician una vez se obtiene el título de pregrado como abogado, médico, ingeniero o licenciado en educación.
 
Colombia en general, también necesita más profesionales con título de doctorado. Porque hasta ahora, según estadísticas recientes, apenas tenemos un promedio de 6.6 doctores por cada millón de habitantes, siendo que en América Latina ese promedio es de 38 doctores y en Brasil de 66. En Brasil se gradúan con título de doctor 12 mil 217 (2011) profesionales cada año, le sigue México con 4 mil 665  y Colombia ocupa el sexto lugar en este indicador , con 245 doctores graduados por año .Luego estamos mal, si tenemos en cuenta que cada vez más es tangible la exigencia de construir conocimientos científicos a través de la investigación, para lo cual se forman a través de los programas de doctorado en el país o fuera de él.
 
La Universidad del Tolima ya ofrece 5 doctorados, en Ciencias Biomédicas, Ciencias Biológicas, Ciencias de la Educación, Ciencias Agrarias y en Planificación y manejo ambiental de Cuencas Hidrográficas . Pero es preciso decir que es lento este proceso porque cada estudiantes de doctorado requiere como mínimo 5 años de estudios doctorales para obtener el título de este nivel, el más alto en la formación académica universitaria.
 
Si ponemos la mirada a las cifras del nivel académico de los 346 docentes de planta de la Universidad del Tolima, encontramos que  8 tienen título de posdoctores, entre ellos el actual rector José German Muñoz Ñungo, 103 con doctorado que equivalen al 29.8 por ciento sobre el total; 206 magísteres (59.5 por ciento), 30 especialista (8.7 por ciento ) y 7 con título universitario de pregrado (2 por ciento).
 
Las Universidad del Tolima, requiere de un mayor número de docentes con título de doctorado, lo cual se ha convertido en uno de los múltiples requisitos para el logro de la acreditación institucional de alta calidad a la que aspira.
 
EL DOCTORADO DE RUDECOLOMBIA
 
Desde el año 2006, la Universidad del Tolima ofrece el doctorado en Ciencias de la Educación, haciendo parte de una red de 9 universidades Colombianas, a saber: Universidades de Atlántico, Cartagena, Cauca, Magdalena, Nariño, Quindío, Tolima, Pedagógica y Tecnológica de Colombia y Tecnológica de Pereira. En la actualidad, los doctorados de esta red están bajo la dirección de la docente de la Universidad del Tolima, Liliana Margarita del Basto Sandoval  quien a la vez dirige la unidad de este doctorado en la Facultad de Educación de la Universidad del Tolima. Esta facultad, de la cual es decano Andrés Felipe Velásquez, está en la tarea de diseñar y lograr la aprobación de un nuevo doctorado en Educación que se ofrecerá simultánea y  directamente por la Universidad del Tolima.
 
En cuanto al doctorado en educación que se ofrece en el CADE  de la Univerdidad del Tolima en la red de Rudecolombia, la matrícula ha sido de 40 profesionales desde el año 2006 cuando comenzó, se han graduado, a la fecha,  9  y tiene en la actualidad 22 estudiantes activos.
 
Sobre los antecedentes del doctorado  en educación de  RUDECOLOMBIA, su directora Liliana del Basto dice :  “La trayectoria del programa, los resultados obtenidos y el  impacto generado, los aportes al campo de  las ciencias de la educación desde las investigaciones realizadas, la retroalimentación con la comunidad académica nacional e internacional, su  amplia cobertura, la relevancia de la interdisciplinaridad, entre otros;  son garantía de calidad de un proyecto académico responsable y comprometido que valida las condiciones para ser reconocido y acreditado a nivel nacional e internacional”.

Sobre las características curriculares del doctorado en Educación, dice Basto: “Durante su formación  doctoral el estudiante debe llevar a cabo actividades académicas orientadas a facilitar el desarrollo y adecuada argumentación  de la tesis acorde al plan de estudios, el cual esta  conformado por 3 componentes: saber pedagógico está dividido en doce (12) créditos, cuatro créditos homologables por docencia e investigación desde las maestrías que se articulan con el doctorado. Así, se asume un compromiso con la  práctica pedagógica del estudiante desde la docencia e investigación en los procesos de formación previos al doctorado. Ocho (8) créditos de actualización y profundización en el campo investigativo y pedagógico.El componente de investigación y producción en el programa es de cincuenta y dos (52) créditos”.

 
NUEVO GRUPO DE ESTUDIANTES DE DOCTORADO

 
La Universidad del Tolima y la dirección de la red RUDECOLOMBIA ha autorizado la apertura de inscripciones para una nueva cohorte o grupo de estudiantes, proceso de inscripción que se cierra el lunes próximo, con base en 157 preinscritos procedentes de diferentes lugares del país.
 
Se trata de un nuevo grupo en la línea de investigación de Currículo y Sociedad, en la cual los aspirantes a cursar el doctorado tienen la opción de realizar sus tesis doctorales en temas como Ciudadanía, Currículo y pertinencia; Educación para Adultos, aprendizaje a profundidad, Ciencias de la Educación y postestructuralismo.
Es un doctorado que está dirigido a “la formación de investigadores autónomos en el campo de las Ciencias de la Educación. Pueden ingresar al programa profesionales que acrediten formación de posgrado con título de maestría o de especialización en educación y/o Ciencias Sociales  y/o Humanidades  o afines; o su equivalente en producción investigativa dentro del área  de Educación y que acrediten algún tipo de experiencia investigativa en el ejercicio de la profesión”, dice Del Basto, con relación a requisitos de los nuevos estudiantes del doctorado.
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ya han transcurrido siete meses largos de mandato del Alcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo. Entonces es posible percibir qué piensa y cómo actúa el alcalde
 Jaramillo, con relación a la educación que necesita la ciudad de Ibagué.
 
Hay resultados concretos de su mandato. Logró, en los primeros días del año, finiquitar la creación de 95 nuevas plazas de docentes para evitar la contratación de maestros a través de organizaciones privadas.
 
Luego, tramitó recursos para infraestructura escolar para  programa de jornada única y ha tenido éxito en su gestión. Soy de los creí  que esto se iba a quedar en promesas y proyectos. Pero el Alcalde ha informado que las obras iniciales para aulas en 17 instituciones educativas, comienza la próxima semana en la fase de diseños.  Las construcciones propiamente dichas comenzarán a finales del año y comienzos del próximo.
 
Esto de la jornada única es un macroproyecto que desde ya tiene una inversión proyectada y financiada  de 200 mil millones de pesos, una cifra que es superior a la que se proyectó para la construcción de los escenarios de los Juegos Nacionales. Es un proyecto que significará la mejora de las instalaciones físicas de la mayoría de los establecimientos educativos de Ibagué. Eso es bueno, porque hay graves problemas en la infraestructura y dotación escolar de las instituciones educativas de la capital.
 
Se anuncia, además, la implantación del bilingüismo en 9 instituciones educativas, la conversión del INEM en una institución de carácter técnico y tecnológico en convenio con el SENA. Igualmente la conversión de la Institución Educativa Amina Melendro en una institución de régimen especial para la formación artística Çcomo ya hay 10 en el país y la idea de que todas las instituciones educativas desarrollen procesos de formación tecnológica en articulación con el SENA.
 
Pero hay fallas. Por ejemplo no ha nombrado en propiedad un secretario o secretaria de educación  y no se ofreció alimentación escolar en el primer semestre del presente año escolar.
Entonces, seguiremos observando cómo marcha el alcalde Jaramillo con la educación.
Muchas veces, las buenas noticias no tienen la suficiente divulgación. Es el caso de la acreditación de alta calidad que el Ministerio de Educación Nacional le reconoció al programa de Maestría en Ciencias Biológicas que ofrece la Universidad del Tolima. Ese reconocimiento lo hizo el Ministerio de Educación mediante la resolución No 16122 del 4 de agosto del presente mes.
 
¿Por qué es importante esta acreditación de alta calidad? Porque en el país, sólo 44 maestrías  tenían tal acreditación hasta marzo del 2015 según datos del Consejo Nacional de Acreditación. La Maestría en Ciencias Biológicas que logra esta acreditación, es única en el Tolima y en la Universidad oficial. Luego es un dato relevante, porque además, es el único postgrado que llega a esta  categoría de reconocimiento de su calidad en la oferta de programas académicos de este nivel educativo, uno de los más altos.
 
A esta noticia buena originada en la Universidad del Tolima se suma la rectificación que el Ministerio de Educación hizo en el curso de la semana anterior, sobre la real posición que ésta universidad ocupa entre las 174 universidades del país, según el Modelo de Indicadores de Desempeño de la Educación Superior, MIDE, que ubicó el año pasado a la Universidad del Tolima en el puesto 171, dato que desde luego causó extrañeza y escándalo el año pasado.
 
Ahora el Ministerio de Educación, después de corregir algunos datos, ubica a la Universidad del Tolima en el puesto 93  y en cuanto al énfasis de ofertas de pregrado en el puesto 53, que no es bueno.
 
Lo que sucede es que las noticias malas o poco agradables que se originan en la Universidad, se superponen sobre las buenas noticias. Y se agrega a ello que la Universidad no tiene un buen sistema de comunicación de sus logros y de sus problemas.
 
 
 
No hay la menor duda. La cartilla titulada Ambientes Escolares Libres de Discriminación  . Orientaciones sexuales  e identidades de género  no hegemónicas en la escuela. Aspectos para la reflexión, ha suscitado el rechazo masivo más grande de que se tenga noticia contra una cartilla y contra la Ministra de Educación de turno. Por lo menos no se tiene información reciente sobre una situación de protesta tan amplio, contra un instrumento de formación educativa.
 
La Ministra Gina Parody está contra la pared y el presidente se vio obligado a decidir que el Gobierno descartará esas cartillas. "Este documento no será autorizado”,dijo el presidente Santos ayer. La publicación de esta cartilla producida conjuntamente por el ,Ministerio de Educación Nacional, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNICEF y PNUD, está en circulación, de todas maneras.
 
Digo que la ministra se encuentra acorralada porque ha reaccionado en forma indebida ante la protesta ciudadana. En su defensa ha dicho varias cosas. Negó que la cartilla existiera y que no había sido editada por el Ministerio de Educación, siendo que lo cierto es que existe, que tiene 98 paginas  y está en circulación.
 
Dijo que el Ministerio de Educación no ha elaborado Manuales de Convivencia, lo cual es cierto pero nada tiene que ver con el contenido de la cartilla, que es lo que ha suscitado la protesta. También, la ministra ha dicho que los políticos han promovido las marchas masivas y eso no es tan cierto así algunos hayan aprovechado para protestar contra el gobierno.
 
La Ministra ha llegado a decir que la cartilla no está dirigida a los estudiantes y que los destinatarios son los docentes. La pregunta es, entonces. ¿Acaso las orientaciones de política educativa que se dirige a los docentes , no debe llegar a padres de familia y estudiantes?
 
Digamos algunas cosas sobre el contenido de la cartilla. Lo primero es que existe suficiente fundamentación legal sobre el derecho a la igualdad y en consecuencia a que no exista por ningún motivo ,  discriminación en las aulas.  Que hay discriminación por identidades, es cierto.
 
 Utiliza un lenguaje, unos conceptos poco populares que suscitan confusión.  Veamos algunos términos y conceptos poco conocidos: En el título se incluye el concepto de identidades de género no homogénicas; al hablar de la identidad de género se incorporan los conceptos de cisgénero y transgénero; sobre orientación sexual se habla de términos ya conocidos como los de homosexual, hererosexual, intersexual.

De todas maneras el debate continuá y no hay la menor duda de que las manifestaciones contra la cartilla son manifestaciones homofóbicas, en gran parte. Son manifestaciones que se ocultan en la idea de defender la familia.
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
 
 
 
El presidente de la República ha sancionado la ley por la cual se establece la política pública de Estado para el desarrollo integral de la primera infancia  de Cero a Siempre.
 
Hay algunos asuntos que es pertinente decir sobre esta nueva ley. Lo primero es que se le da el nombre de un programa de gobierno del actual presidente y eso no debiera ser. Porque las leyes no debieran tener nombres propios que las vinculen a un periodo de gobierno presidencial.
 
Otra situación que no está muy clara en esta ley es la relacionada con la financiación de la educación de la primera infancia, que , en cuanto a educación, se refiere a la atención educativa de niños de 3 a 5 años de edad que deben cursar los grados del nivel de preescolar.
El concepto de primera infancia que se ha adoptado, se refiere a la atención de múltiples asuntos a que tienen derecho infantes desde cuando nacen hasta los 5 años de edad cuando deben cursar el grado obligatorio o de transición de preescolar.
 
El nombre de primera infancia puede ser aprovechado para dispersar la atención educativa de los niños en los grados de preescolar de prejardín, jardín y grado de  transición.
 
La ley 715 del 2001  que crea el Sistema General de Participaciones, no garantiza la permanente financiación del servicio educativo para los grados de prejardín y jardín a que tienen derecho los niños de 3 y 4 años de edad. La financiación de estos grados de preescolar está supeditada a que el crecimiento anual de la economía esté por encima del 4 por ciento. Esto significa que ya no habrían recursos financieros en los próximos años porque el Producto Interno Bruto en Colombia ya no está por encima de ese 4 por ciento.
 
Entonces, lo bueno de esta nueva ley que ha sancionado el presidente Santos, es que en su artículo 26 dice :“Los recursos presupuestales anualmente no podrán ser  menores a los invertidos en la vigencia inmediatamente anterior”. De esta manera, los recursos financieros para educación de la primera infancia, por lo menos quedan congelados, a la espera de que un cambio del sistema de financiación del sistema educativo se produzca lo más pronto posible.
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..
 
El municipio de Rovira tiene una población de 21 mil 141 habitantes de los cuales el 67 por ciento residen en la zona rural (16 mil 183). De ahí que su población estudiantil matriculada en las 8 instituciones educativa oficiales, esté unicada en las seis que operan en la zona rural. Son 81 escuelas o  sedes rurales  y sólo 6 urbanas, éstas últimas integradas en las instituciones educativas Framcisco Miranda y La Ceiba. No hay establecmientos educativos de carácter privado.
 
Al igual a cuanto ocurre en la mayoría de los establecimientos educativos y entidades territoriales del país, en Rovira también se manifiesta el fenómeno de decrecimiento paulatino de la matrícula.
 
En Rovira eran 5 mil 753 los estudiantes matriculados en el año 2015 y en el presente año 2016, esa matrícula pasó a ser de 5 mil 608, es decir, 145 estudiantes menos entre un año y el otro (menos el 2.52 por ciento).
 
En el tradicional colegio o institución educativa Francisco Miranda la disminuci
 integradaales  y sólo 6 urbanartura de 122.2 por ciento, lo cual es algo singular, trat6, 83). De ahón la matrícula es más acentuada. Entre el año 2015 y el 2016, fueron 84 estudiantes menos matriculados, por razones que sería pertinente indagar.
 
Rovira es uno de los 47 municipios tolimenses con la tasa de cobertura bruta más alta. Ocupó el segundo lugar en el 2014, después de Prado, con una tasa de cobertura de 122.2 por ciento, lo cual es algo singular, tratándose de un municipio con problación rural en alta proporción.

 
LA JORNADA ÚNICA EN LA CEIBA


 
La Institución Educativa Técnica La Ceiba, una de las 8 instituciones educativas oficiales de Rovira, es una de las 11 instituciones escolares que en el año 2015 habían acogido el programa de jornada única en el Tolima. En consecuencia es pertinente saber cómo se ha desarrollado este programa en esta institución escolar, cuál ha sido el grado de aceptación del mismo y hasta dónde se han logrado los objetivos diseñados para su ejecución. Con la advertencia de que no es el momento, aún, como para saber de los efectos de la jornada única.
 
La Ceiba funciona en el año 2016 con 693 estudiantes matriculados  y de ellos 532 en jornada única. La jornada única se desarrolla en los grados de preescolar , primaria y en los 8 grupos de los grados sexto a noveno de educación secundaria. No se aplica la jornada única en las sedes rurales, tampoco en los grados de educación media técnica.

 
¿Cuál es la percepción que se tiene de la jornada única en la Ceiba de Rovira?


 
Esto es lo que dice al respecto el coordinador de esta institución educativa, a la vez estudiante de la Maestría en Educación de la Universidad del Tolima, Erlin Andrey Hernández Castellanos : “Se observa apatía por parte de los estudiantes a permanecer durante toda la jornada manifestando entre otras cosas infraestructura deficiente, clases o actividades que no resultan interesantes, fatiga o estrés por el encierro de más de nueve horas diarias, material pedagógico deficiente, limitación a desarrollar actividades recreativas, artísticas, culturales, deportivas por el extenso horario, pérdida de recursos por el hecho de no tener tiempo para realizar alguna actividad que genere recursos”.
 
No se dearrolla la jornada única en las escuelas o sedes rurales de  esta instituciones educativas debido a circunstancias poco favorables para la implementación de la jornada única. Está el caso de la sede rural de El Moro que funciona con sólo 5 estudiantes, “no cuenta con servicio de acueducto veredal por lo cual debe esperar las aguas lluvias  para abastecerse en tanques aéreos ,igual sucede en la sede de La Chapa, con 8 estudiantes, o en El Real , con sólo 6 estudiantes, la cual se encuentra a menos de 20 minutos de la cabecera municipal sobre la vía al municipio de Roncesvalles. En todas las sedes o escuelas rurales hay servicio de energía pero carecen de agua potable, no hay conectividad a internet”, dice el Coordinador Hernández Castellanos.

 
EL CUMPLIMIENTO DE LOS OBJETIVOS DE LA JORNADA ÚNICA.
 

Uno de los objetivos de la jornada única es el de aumentar el tiempo de aprendizaje y enseñanza, que de acuerdo con las normas, debe ser , como mínimo de siete horas , para adicionar horas de clase en matemáticas, lenguaje y ciencias.  En La Ceiba el horario de clases en secundaria va de 6.30 de la mañana  a las 3 de la tarde.
 
Según el coordinador de La Ceiba, entre las dificultades enocntradas hasta ahora, estan: “Deserción o inasistencia de jóvenes que trabajan en las fincas de las familias; o debido a que el servicio de transporte  sólo hace un recorrido; las instalaciones de las sedes carecen de la infraestructura adecuada  para las practicas pedagógicas  en las horas de la tarde, por el intenso calor”.
 
Hay dificultades en el servicio de alimentación escolar  por la carencia de menajes de cocina.
En cuanto al objetivo de “mejorar los índices de calidad educativa”, no hay docentes contratados “y se deben dar horas extras  a los mismos docentes de la IE  y en algunos casos se recurre a docentes de otras sedes. La institución presentó un índice  sintético de calidad muy por debajo del índice del departamento y del nacional”, dice Hernández.
 
Es un poco prematuro hacer un balance de los efectos de la jornada única en el Tolima, pero es el momento de iniciar un proceso de investigación científica para saber si se cumplen los objetivos para los cuales se establecido la jornada escolar con mayor número de horas de trabajo académico de los estudiantes en las aulas.


 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas
  • cortolima.jpeg