Domingo, 22 Enero 2017

  • ARROZ DIANA.jpg
Luis Eduardo Chamorro

Luis Eduardo Chamorro

Exsecretario, experto y consultor en temas educativos.
Oscar Barreto planeta metas ambiciosas en educación

Al gobernador del Tolima Oscar Barreto Quiroga le rondan en sus cabeza ideas relacionadas con el concepto de transformación, de ahí que el lema de su plan de desarrollo, en su primera versión, sea el de “Soluciones que transforman”.
 
En el documento inicial, no se conceptualiza sobre la palabra transformación , que podría estar fundamentada en diferentes concepciones teóricas y políticas. La fuente teórica más cercana está en la teoría crítica aplicable a la educación, de interés emancipador, si nos guiamos por los filósofos de la escuela de Frankfurt (principalmente Habermas y Freire). De tal manera que el enfoque de la gestión educativa implica mucho diálogo y discusión , ver los conflictos como algo natural y necesario para generar cambios y transformaciones en el sistema escolar; analizar las injusticias e inequidades en la prestación del servicio y actuar sobre ellas; luchar contra desigualdad y las brechas entre instituciones educativas rurales y las urbanas; desarrollo de un modelo de inclusión educativa .
 
¿De ser este el enfoque táxito, de qué manera se incluye en el plan de desarrollo para el cuatrienio 2016-2019?
 
La gobernación del Tolima tiene la responsabilidad de administrar los recursos financieros, físicos y de talento humano disponibles  para ofrecer educación en los 46 municipios no certificados, en cuanto se excluye Ibagué, único municipio certificado para el efecto.
 
Pero en la primera versión del plan, al igual a lo que ocurre con Ibagué, la educación no es uno de sus ejes centrales . Estos ejes son 5: Tolima territorio incluyente, territorio productivo, territorio en paz y seguro, territorio sostenibles y territorio con buen gobierno.
 
Se menciona varias veces la intención de focalizar en cuanto tenga que ver con la paz y desde luego con el esperado momento del posconflicto. En la parte programática del plan , se dedica por lo menos una extensión de 8 páginas a la educación,en las cuales se enuncian   83  metas a cumplir en el cuatrienio del mandato del gobernador Oscar Barreto  Quiroga , de éstas metas, 25 son  de resultado y 58 de producto.   “Educación que transforma el Tolima”, es el programa número 3  y su objetivo es “  Talento humano competitivo y generador de paz para el desarrollo del Tolima”.                        
 
De cumplirse estas metas, así sea en un 70 por ciento, se podría decir que el lema del gobierno departamental de “Soluciones que transforman”, se podría  cumplir en  los 46 municipios
 
Una mirada rápida sobre los compromisos que adquiere Barreto en cuanto educación, se pueden resumir así: Hay 24 metas relacionadas con acciones nuevas, lo cual estaría muy acorde con la intención de hacer transformaciones educativas en los próximos cuatro años; se incluyen programas nacionales para el sector educativo así no se recurra a los nombres con los cuales el Ministerio de Educación los ha titulado; doce metas están dirigidas al incremento de la oferta de la educación de la primera infancia y el preescolar y este es uno de los énfasis del plan sectorial. “Ampliaremos  el servicio de educación inicial en Centros de Atención Integral (CDI).  Convocamos al ICBF y entidades que atienden la infancia para que estos jardines combinen atención nutricional, salud, enseñanza y protección para la atención integral de los niños y niñas”, dice el documento.
 
METAS AMBICIOSAS EN EDUCACIÓN
 

La gobernación tiene el reto de mejorar la cobertura escolar en todos los niveles debido a que se calcula en 34 mil 198 los infantes y adolescentes en edad escolar (5 a 16 años), que no llegan a las instituciones educativas, es decir , son ausentistas del sistema escolar; en la zona rural la matrícula en las mil 662 escuelas ubicadas en estas zonas, ha disminuído drásticamente y llega a la cifra de 15 mil 218 estudiantes menos entre el 2011 y el 2015, decrecimiento en la matrícula que equivale al 16.4 por ciento.
 
El listado de lo que se puede calificar como metas ambiciosas es bastante largo. Una de ellas tiene que ver con la inversión en infraestrutura escolar, es decir, construcción de aulas, o su adecuación, en cuanto la meta es  intervenir en 250 sedes educativas  a la que se suma la de “llegar a 250 sedes educativas convertidas en jornada única… La construcción de Mega-colegios y la terminación de los ya iniciados, aprovechar la oferta de treinta mil aulas del Ministerio de Educación”.
 
Son 13 las “soluciones que transforman” y entre ellas está “Niños y niños tolimenses disfrutan de ambientes de aprendizaje para un buen comienzo”, y allí están las metas de fortalecer los megacolegios construidos durante la primera gobernación de Barreto a las que se sumaría  la construcción de o adecuación de 10 megajardines para la atención educativa de la primera infancia.
 
En cuanto a Educación Superior el compromiso es el de incrementar la tasa de cobertura de este nivel educativo de 36.7 por ciento a un 40 por ciento que la acercaría a la tasa nacional. El énfasis se haría en la educación técnica, hasta alcanzar un 10 por ciento en la tasa de cobertura de este nivel.
 
En el año 2016, las transferencias que hace la nación para el gasto en alimentación escolar han sido reducidas drásticamente y , al respecto, el plan incluye la meta de ofrecer alimentación escolar a 20 mil estudiantes de las jornada única, siendo que en la actualidad sólo cubre una población  de 4 mil 994 estudiantes de estas jornadas. En cuanto a alimentación escolar la propuesta es la de ofrecerla, además,  a 160 mil estudiantes de las jornadas regulares.
 
En cuanto a calidad educativa, se hacen compromisos dirigidos a mejorar los promedios y los niveles de desempeño de los estudiantes en todas las pruebas SABER, en los grados que se evalúan  y pasar de 10 al 20 por ciento el número de los establecimientos educativos ubicados en el promedio nacional del Índice Sintético de Calidad. La que equivale al 16.4 por ciento.
 218 estudiantes menos entre el 2011 y el 2015, decrecimiento en la matriz sistema escolar. 
 
Llegar a 5 mil docentes capacitados en bilinguismo, también puede calificarse como meta ambiciosa.
 
NUEVOS PROGRAMAS Y PROYECTOS.
 
Ya está dicho que son 24 las metas cuyo desarrollo no tiene antecedentes, según se lee en el documento del plan. Entre ellas está la de lograr la oferta de educación a la primera infancia en los 46 municipios no certificados; suministrar agua potable  en un 10 por ciento de las sedes rurales; llevar luz eléctrica a 103 establecimientos educativos; montar 3 internados y atender con educación diferenciada a 10 municipios con alta población étnica.
 
En cuanto a formación de docentes en servicio, la meta es la de llegar a 8 mil docentes y poner en operación una Escuela de Rectores para 50 directivos de estos cargos.
De la lectura de las versiones iniciales de los Planes de Desarrollo para el municipio de Ibagué y para la gobernación, se deduce una buena intención de darle una relativa prioridad a la educación en el cuatrienio 2016-2019. Pero en las propuestas de los dos planes de desarrollo, la educación no ameritó ser uno de los ejes programáticos.

 
Entonces se puede decir que el desarrollo educativo en los próximos cuatro años, dependerá  de la voluntad y el entusiasmo que le pongan los directivos de la educación a lo largo del departamento. Ese desarrollo también dependerá de los recursos financieros que aporte la nación en desarrollo de sus programas y proyectos estratégicos. Y relativamente le queda poco tiempo al gobierno nacional para cumplir sus metas del plan sectorial de educación, principalmente la de implementar la jornada única con una cobertura del 30 por ciento de la población estudiantil en instituciones escolares estatales.
 

Se espera que la gobernación, bajo el mandato de Oscar Barreto Quiroga, sea fiel al lema de su gobierno, Soluciones que Transforman. Y que ese lema se convierta en hechos reales para la educación en desarrollo del programa 3 del plan, “Educación que transforma al Tolima”.

 
Veo con buena expectativa lo que contiene el plan departamental de desarrollo  en cuanto a educación. Son 83 metas en las cuales la gobernación se compromete con el sector educativo. De esas metas, hay 24 que son acciones nuevas y en ellas estaría centrada la intención de generar transformaciones en el sector educativo que tanto se necesitan. Porque lo tradicional ha sido la sostenibilidad, el cambio apenas inercial en un ambiente donde los cambios son invisibles.

 
La gobernación, en este plan de desarrollo se compromete a establecer la jornada única en 250 sedes educativas. Esa cifra implicaría la implementación de la jornada única en todas las sedes de instituciones educativas oficiales. Esto me produce dudas pero tampoco es imposible. Es una de las tantas metas ambiciosas que tiene el plan de desarrollo departamental para la educación en los próximos cuatro años.
La institución educativa oficial Técnica Agroindustrial Lepanto del municipio de Murillo al norte del Tolima, funciona este año 2016 con 600 estudiantes,  en una sede central que ofrece  bachillerato y otra de educación primaria, en la zona urbana, a las que se integran 17 sedes o escuelas curales.
 
Para el desarrollo de la especialidad adoptada, los estudiantes del grado once aprenden a procesar productos lácteos, entre ellos el yogur , quesos y arequipe  que venden en la plaza principal de Murillo el día de mercado,   los domingos. Con el producto de la venta aspiran a financiar el viaje de fin de año, los nuevos bachilleres técnicos.
 
Lepanto puede ser un caso a través del cual analizar e interpretar algunas situaciones que se viven en las zonas rurales del Tolima en cuanto a la oferta de educación formal.
 
Las 17 escuelas rurales de la esta institución educativa funcionan con un solo docente, no disponen de acceso a la red Internet así dispongan de computadores.
 
“Tenemos escuelas sin servicio de luz eléctrica entre ellas La Picota, La Estrella, La Cascada y Requintaderos, aunque la mayoría disponen de una planta eléctrica que se prende una vez al mes si la comunidad aporta lo de la gasolina y así poder prender los computadores para  la clase de sistemas. Sólo se dispone de internet en las una de las sedes de primaria urbanas”, dice su rector, el ingeniero agroindustrial Jovan Carlos Mora Salinas, a su vez estudiante de la Maestría en Educación, durante los fines de semana en la Universidad del Tolima.
 
Al igual a lo que ocurre en muchas otras escuelas rurales del departamento, hay estudiantes que deben recorrer hora y media a pié para llegar a las aulas y, por lo menos en la escuela La Picota , el docente deben recorrer cuatro horas y media desde la zona urbana, para llegar a su sitio de trabajo. Y debe permanecer allí por lo menos cinco días de la semana. Agréguele a  ello el intenso frío que en época de invierno puede bajar a 3 grados centígrados pero que en promedio puede ser de 14 grados en los tres mil metros de altura sobre el nivel del mar.
 
De las 17 escuelas rurales de la IE Lepanto, dos de ellas la de La Cascada y  La Cabaña, funcionan con sólo cuatro estudiantes; la de La Picota, la más distante, con seis ; pero también hay otras con 18 a 20 estudiantes como ocurre en Santa Bárbara y Pajonales.
 
 
 
LOS NÚCLEOS ESCOLARES RURALES
 
La actual IE Lepanto hizo parte de la red de Núcleos Escolares Rurales que el Ministerio de Educación Nacional administraba desde Bogotá para ofrecer educación formal en los grados tercero a quinto de primaria. Llegó a tener 74  estudiantes internos que residían en sus instalaciones con servicio de alimentación. Luego se produjo la fusión de establecimientos educativos hacia el año 2001 y actualmente sólo hay 28 internos, cifra  a la cual se ha llegado debido a la reducción de recursos nacionales para alimentación escolar. El rector Mora manifiesta en su petición ante el gobierno departamental: “El restaurante escolar lleva funcionando más de 40 años y ha llegado a atender a más de 500 personas en la década del 80 cuando se beneficiaba a gran parte de la población joven con recursos aportados por la nación. El año pasado se beneficiaron  del restaurante 250 estudiantes aproximadamente, entre los cuales están los 28 internos y los estudiantes de la vereda Pajonales y otras ,  gracias a recursos que aporta el municipio y la gobernación y 120 estudiantes que se benefician del servicio de restaurante escolar a través de una cooperativa”.
 
Este año la Alcaldía es la que subsidia la alimentación de los estudiantes internos porque los recursos nacionales se destinan a la jornada única.
 
Los internados rurales pueden ser una de las alternativas a las cuales se puede recurrir para mejorar la cobertura educativa con estudiantes de veredas dispersas  en la zona rural del Tolima. Puede ser menos costoso para el Estado, financiar un internado que múltiples escuelas rurales con pocos estudiantes y  un docente aislado de la interacción con otros compañeros de profesión.
 
El internado de Lepanto  tiene problemas en su infraestructura por sus 40 años de funcionamiento;  las unidades sanitarias están en malas condiciones, los camarotes de los dormitorios están deteriorados, no se dispone de gas para la operación del restaurante, los pisos están en mal estado.
 
Para el mejoramiento de esta situación, el año pasado la Secretaría de Educación aportó 84 millones de pesos a los cuales la Alcaldía sumó 12 millones de pesos más y con recursos propios del colegio, otros 7 millones para muebles,camarotes y armarios.
La alimentación escolar que se ofrecía en caliente hasta el año pasado, ahora se ofrece a un número menor de estudiantes . “Los estudiantes tenían desayuno caliente, ahora pasaron a recibir  desayuno industrializado,  bolsa de leche o   de avena , una panela o bocadillo”, dice el rector.
 
LA EDUCACIÓN RURAL EN EL TOLIMA
 
Ruralidad es un concepto que va , casi siempre, unido a los de inequidad, marginalización, violencia y pobreza. Las veredas están afectadas de inequidad en el acceso y  calidad de  los servicios estatales, entre el de la educación. En Colombia es un  problema de grandes dimensiones porque el 87 por ciento de sus municipios son predominantemente rurales y en estas   zonas vive el 35 por ciento de la población colombiana.
 
En el Tolima, en los 46 municipios no certificados, funcionan 2 mil 45 establecimientos educativos y de ellos 1.662 son rurales , es decir el 88 por ciento de ellos.
 
En la zona rural, según en Sistema de Matrícula (SIMAT) del Ministerio de Educación Nacional, la disminución de la población estudiantil en la zona rural es más acelerada que en las zonas urbanas de los 46 municipios no certificados (excluye Ibagué). La población estudiantil matriculada en las zonas rurales  en el año 2011, hace cinco años, era de 92 mil 797 estudiantes, cifra que pasó a ser de 77 mil 579 en el año 2015 , inmediatamente anterior, lo cual equivale a 15 mil 218 estudiantes menos matriculados en las escuelas rurales, que porcentualmente equivalen a 16.4 por ciento de disminución en la población estudiantil.
 
Sobre estas cifras, que son alarmantes, es pertinente decir que la población en edad escolar en las zonas rurales, hacen parte del bloque de atención prioritaria o de especial atención,  cuando de debe garantizar el derecho fundamental a la educación, se trata.  


 
El Sistema Escolar de Ibagué comienza el año 2016 con recortes drásticos en las transferencias nacionales para el gasto educativo, entre ellos los de alimentación escolar con 4 mil 584 millones de pesos menos con relación al año 2015; recursos para gratuidad ,  3 mil 281 millones de pesos inferiores a los del año pasado.

A este panorama financiero se agregan datos sobre cobertura y permanencia escolar que son igualmente preocupantes. Se calcula en 16 mil 514 el total de infantes de 5 a 16 años de edad que son ausentistas de las aulas; entre el año 2011 y el 2015 , la disminución de la matrícula llega a la cifra de 7 mil 810 estudiantes menos y esta tendencia sigue; fueron 9 mil 45 los estudiantes que “perdieron el año” o desertaron en el 2014, indicador de baja eficiencia interna del sistema.

¿Habrá transformaciones significativas sobre  estos hechos con el nuevo Alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo? ¿Qué cambios pueden esperar los ibaguereños de su administración?

Esta es la  respuesta del Alcalde para El Nuevo Día: “La gran transformación que va a haber,  es que aspiro a que más del 50 % de los niños de esta ciudad, tengan jornada única, antes de que yo me vaya. Esa es la verdadera transformación. Que los muchachos tengan las mismas posibilidades que tienen en los colegios privados”.

 END. ¿Pero la educación no es uno de los ejes del nuevo Plan de Desarrollo?

Guillermo Afonso Jaramillo: “Pero en el plan  se dice expresamente que la educación es prioritaria en mi gobierno. Para nosotros la educación es un eje fundamental sin aparecer en el plan como un eje, está dentro de lo que es seguridad integral. Mire,  con el simple hecho de nosotros invertir en la jornada única, que va a ser  una gran inversión, se va a transformar la ciudad, se van a transformar los colegios, y van a tener la posibilidad las gentes humildes de tener una educación de mejor calidad y al mismo tiempo, que los jóvenes se enamoren del colegio y permanezcan en el colegio”.


LA JORNADA ÚNICA.

END.¿Cómo está pensada  la implantación de la jornada única en Ibagué?

GAJ. “Primero se hace necesario tener aulas suficientes para la jornada, por eso se acaba de presentar un acuerdo al Concejo Municipal para endeudarnos . Estamos reestructurando la deuda para endeudarnos por 60 mil millones de pesos, para que el gobierno nacional nos aporte 140 mil millones de pesos y hagamos una inversión de 200 mil millones de pesos, para poder hacer la jornada única. Esperamos construir las aulas necesarias en  por lo menos 40 instituciones. Los  200 mil millones de pesos es una inversión nunca antes  contemplada, en toda la historia de Ibagué.
Ya nos aprobaron 16 instituciones, para jornada única, y acabamos de presentar 24 colegios más, para jornada única e inversión en aulas”.

END. ¿La Jornada Única está programada según el modelo que da el Ministerio de Educación u otro?.

GAJ. “ Con la Jornada Única que está contemplada por el MEN, algunos docentes se asustan, y creen que los vamos a poner a trabajar todo el día.  No, ellos van a trabajar las horas que les corresponden.  Por la tarde, nuevos profesores que vienen especialmente a la actividad deportiva, musical, danza, teatro, pintura, todas las actividades lúdicas mas un refuerzo, especialmente en inglés, en matemáticas, y en lenguaje para los colegios”.
 
 
LAS NUEVAS PLAZAS DE MAESTROS


END. ¿Que hizo usted para lograr el incremento de la planta fija de maestros?

GAJ.”Empeñarse uno en hacer las cosas.  Sí se pueden hacer las cosas y  en eso nos empeñamos. Empeñados en sacar las cosas adelante. Yo no tomé vacaciones.   

Las plazas las conseguimos hablando con la doctora Gina Parody, hablando con el Viceministro, haciendo lobby;  visité cuatro veces a la Ministra, e insistí y el Viceministro me ayudó, hasta que conseguimos las 95 plazas. Lo que pasa es que aquí nunca se hizo el ejercicio, aquí lo que querían era tener el problema para  favorecer una cooperativa, ayudarle a unos particulares para que a costa del trabajo de los profesores, lograran unos beneficios, algunos dicen que se enriquecieron, yo no creo tanto, pero si se beneficiaron económicamente, y por el otro lado mantener unas personas amarradas electoralmente y al mismo tiempo utilizarlas permanentemente chantajeándolas de que si no se ponían a sus órdenes, entonces iban a perder el trabajo. Aquí no nos interesa eso”.

BILINGÜISMO

END: Otro proyecto nacional que también aparece en el plan de desarrollo, es el bilingüismo.  Es difícil lograr el bilingüismo, qué ha pensado al respecto?

GAJ . “Difícil , pero lo estoy trabajando de la manera que lo podamos hacer, estamos buscando por múltiples mecanismos.

 Por ejemplo no estábamos en lo que eran los maestros nativos, fuí donde la doctora Parody, le plantee todo lo que quería hacer, y ella dijo, ¡Usted es el Alcalde que yo necesito! .Que verdaderamente quiere invertir, y trabajar por la educación. Sí señora, yo quiero que usted me  lleve bilingüismo a Ibagué, déme los nativos, necesito nativos y  ya nos está mandando nativos.

Estamos bregando a contactar las diferentes embajadas a ver si conseguimos voluntarios, estamos reclutando a todos los que sepan inglés .Hay que buscar alternativas por todos los medios posibles para incentivar el inglés, el bilingüismo es muy necesario, inclusive vamos hacerlo también con el francés”.

END. ¿Qué hacer  frente a la drástica disminución de transferencias nacionales para alimentación y gratuidad?

GAJ. “Ahoritica el gobierno nos desamparó. El año pasado dio 5.800 millones de pesos para alimentación, este año nos dejó 864 millones de pesos en el presupuesto. Ahí está la doctora Gina Parody , bregando a ver cómo nos consigue recursos.  Tenemos  3.300 millones de pesos presupuestados e hicimos un convenio con Comfenalco por 600 millones, estamos en 3.900 millones. Vamos a reorientar lo de la alimentación por que no vamos a poder alimentar sino a 14.000 niños  de los 41.000 que recibían este beneficio en el 2015.Y le vamos a dar a los niños una ración adecuada.

Usted que conoce todo este cuento , sabe cuál fue el daño que se le hizo a la educación con  el acto legislativo 01 del 2001,  fue la puñalada trasera que le se le dió al presupuesto de la educación, porque iba creciendo de forma geométrica, y entonces el gobierno nacional dijo,  no podemos dejar que crezca de esa manera. Lo que hicieron fue ponerlo a  crecer  vegetativamente, de ahí que  lo único que están haciendo es mandar  la plata para pagar los maestros”

CALIDAD DE LOS DOCENTES.

END. Un factor esencial para lograr calidad, es la calidad del docente,  qué se ha pensado al respecto?

GAJ. “Nosotros tenemos que ayudar  a educar nuestros propios docentes, eso tiene que quedar muy claro en el plan de desarrollo, y lo hemos planteado y lo planteamos con la ministra, por eso la última vez que fuimos donde ella, nos aseguró, un número cercano a 45 becas para docentes, pero eso no es suficiente,tenemos que bregar a ver cómo impulsamos con recursos, la posibilidad de la capacitación de nuestros maestros.

Tenemos unos maestros muy bien preparados, muy capaces que están muy por encima de la media del país, en tener especializaciones y posgrados de todo tipo, maestrías y hasta doctorados, pero qué tanto somos capaces de que ese conocimiento se pueda transmitir, con esmero , a los estos estudiantes”.
 
Ya se conoce el texto de 182 páginas con la primera versión del Plan Municipal de Desarrollo de Ibagué para el cuatrienio 2016-2019. Se plantean 4 pilares en  este instrumento de planificación, el agua, la cultura ciudadana, la seguridad integral y la paz. Lo deseable fuera que uno de esos pilares del plan fuera la educación, pero no es así.
 
Sin embargo, en el capítulo donde se aborda el diagnóstico educativo, los objetivos, los programas y las metas, para educación, se dice textualmente: “Este Plan de Desarrollo dará prioridad a la educación y lo concibe como instrumento poderoso para la lucha contra la inequidad, la pobreza y la marginalidad. Por lo tanto, la orientación del gasto público social se dará para implementar la jornada única, reducir y prevenir la deserción estudiantil, aumentar la cobertura y la pertinencia de la educación, impulsar mejorar la infraestructura educativa con aulas modernas, masificación de la conectividad, uso y apropiación de las tecnologías de información y comunicaciones”.
 
No hay propuestas desconocidas, se ciñe a la ejecución de las políticas y programas nacionales para la educación,  en con cha.
cia son progrmas que estducaci ejecucimetas, se dice textualmente: ficaci de revocatoria del mandato del alcalde,  en consecuencia son programas que están en marcha desde el tiempo que ha transcurrido del mandato del actual presidente de la república.
 
Hay, desde luego, algunos compromisos de acción que resultan ser ambiciosos en las metas  de resultado, de productos y de impacto que se proponen para ser cumplidas a través de 15 programas y objetivos. Uno de estos programas, el de “Ibagué le apuesta a la jornada única para la formación integral”, será el que concentre la mayores inversiones en infraestructura, docentes, alimentación y actividades dirigidas mejorar los resultados académicos de los estudiantes. Es el macroproyecto educativo del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo en cuanto se propone implementar la jornada única en 50 instituciones educativas ( o 40 según dice el Alcalde, o 30 como se dice en otras partes del documento) con inversiones que se aproximan a los 200 mil millones de pesos, compartidos entre la nación que aportaría 140 mil millones y el municipio 60 mil millones. De ser así, por primera vez se podría llegar a la inversión en infraestructura escolar más amplia de la que se tenga noticia hasta ahora. También a la mayor inversión de recursos propios que haría el municipio en educación por lo menos en lo que va del presente siglo.
 
El Alcalde ya tiene cumplido el objetivo de “Contar con una planta docente constante en la zona rural”, porque logró, en un mes largo de mandato,  que el Ministerio de Educación le autorizara el incremento de 95 docentes de planta para atender la educación en la zona rural.

 
METAS DE LARGO ALIENTO.
 
El documento de la versión preliminar del Plan, que ya pasó por la formulación de directrices, su presentación ante el Consejo de Gobierno , el Consejo Territorial de Planeación y el desarrollo de los procesos de participación comunitaria en su formulación,  deberá ser aprobado por el Concejo Municipal antes del 31 de mayo próximo.
 
El documento no se detiene en un diagnóstico educativo  extenso, plantea algunas metas de fácil logro, quizás cuidándose de evitar una revocatoria del mandato del alcalde, en caso de que no se cumplan.
 
Pero hay metas que requieren mayor intervención de los actores educativos entre ellas las relacionadas con el derecho a la calidad educativa. Ya está mencionada  la jornada única para mejorar el rendimiento académico de los estudiantes y a  ella se suma “promover el bilingüismo”, en por lo menos el una tercera parte de los docentes para que alcancen el nivel B2 en inglés; llegar a una relación de 2 estudiantes por cada computador y el acceso a la conectividad de 90 sedes.
 
En la zona rural, se plantea el objetivo de fortalecer los establecimientos educativos rurales para disminuir la brecha entre educación urbana y rural y entre la oficial y la privada,  mediante el desarrollo del Plan de Educación Rural en el 50 por ciento de las sedes o escuelas rurales, plan que incluye la extensión de Pedagogías Flexibles, entre ellas la de Escuela Nueva.
 
Es novedoso que se plantee la capacitación de  dos mil jóvenes y 100 docentes en investigación educativa y pedagógica, porque pocas veces se ha hecho tal propuesta en un plan de desarrollo para el sector educativo.
 
METAS SOBRE COBERTURA ESCOLAR
 
Es  pertinente decir que Ibagué es uno de los 12 municipios tolimenses con baja cobertura escolar, debido a que no toda la población en edad escolar accede a las aulas,  la matrícula disminuye paulatinamente hasta llegar a 6 mil 189 estudiantes menos entre el año 2011 y el 2015; con tasas brutas de cobertura bajas en Educación Media, de 75.5 por ciento y en el grado de transición escolar  del 97.1 por ciento.
 
En el Plan de Desarrollo que se propone para su ejecución en los próximos cuatro años, desarrollar la educación inicial, ampliar la cobertura de la educación superior para lograr aumentar la articulación entre la Educación Media y la Técnica en el 70 por ciento de las instituciones educativas y la articulación con la educación tecnológica en un 30 por ciento de las IE. No se menciona el nombre de la “Universidad Humana” del gobierno anterior, pero se entiende que estaría cubierta a través de estas metas y objetivos.
 
Con base en las tasas netas de cobertura, la meta es la de llegar al 82 por ciento cobertura en la primaria. Llegar a la meta del 82 por ciento de cobertura del grado de transición con base en las tasas brutas de escolarización y en primaria al 98 por ciento, metas que estarían por debajo de la universalización de la educación primaria ; se pretende incrementar en 2000 los cupos de matrícula para la primera infancia y aumentar a 20 mil la matrícula para población desplazada.
Es sabido que Colombia está atrasada en desarrollo científico, que no hay una cultura arraigada por la investigación y eso tiene mucho que ver con las instituciones de educación superior. Porque uno de los ejes misionales de este nivel educativo es la investigación, que es objeto de evaluación y verificación cuanto se pretende la acreditación institucional  de  alta calidad de las universidades.
 
Si nos centramos a lo que está ocurriendo en la Universidad del Tolima  debido a su déficit de tesorería que comenzó en el 2013 , entonces ¿Qué pasará con la deseada acreditación institucional de  alta calidad? ¿La crisis financiera de la Universidad afectará las inversiones en investigación? ¿Habrá actividad académica normal a partir del primero de marzo? ¿Esta situación afectará  la oferta de posgrados, principalmente de los 5 doctorados donde se forman los investigadores?
 
Comienzo por decir que el presupuesto del Fondo de Investigaciones de la Universidad del Tolima, en el año 2015 apenas ejecutó gastos por 14 mil 187 millones de pesos de los 23 mil 388 millones recaudados y que el presupuesto de este Fondo para el año 2016 registra la suma de 16 mil millones de pesos y se está a la espera de recortes adicionales esperados por el Consejo Superior de la Universidad, como resultado del trabajo de una comisión integrada para el efecto.
 
La financiación de la actividad investigativa en la Universidad depende principalmente de entidades nacionales  y  del 10 por ciento de  Ciencia y Tecnología del Sistema Nacional de Regalías.
 
Ya está dicho que la investigación científica  es tarea esencial de la Universidad, pero igualmente es pertinente decir que es difícil lograr resultados significativos de la actividad de los grupos de investigación, comenzando porque no existe la formación deseada de investigadores.
 
La Universidad del Tolima, relativamente no está mal en su desempeño en la investigación, tanto es que ocupa el puesto 22 entre 130 universidades e instituciones de educación superior públicas y privadas  existentes en Colombia. “Estos datos señalan que  la Universidad del Tolima  es la universidad regional con mayor  cantidad de productos académicos y científicos visibles a nivel internacional”, dice el investigador Gustavo Adolfo Vallejo, uno de los docentes de la Universidad más destacados en la actividad investigativa.

 
EL POR QUÉ DE LA INVESTIGACIÓN
 

Se dice que estamos en la era del conocimiento y de la tecnología, que ya no es suficiente que un país sea  rico en materia prima sino en el valor agregado que se le incorpore a tales productos originales de la agricultura o la ganadería, por ejemplo. Para ello se requieren conocimientos, tecnologías e innovaciones que puedan generar los grupos de investigación.
 
Pero ocurre que “En términos generales, el valor del conocimiento y el  saber no es una idea totalmente aceptada dentro de la sociedad tolimense  e inclusive dentro de la sociedad colombiana. Cuando la sociedad acepte que el conocimiento tiene un valor superior al que pueda tener el valor de los bienes materiales, esa sociedad estará consciente y mentalmente preparada  para enfrentar el desafío de conocer la realidad natural y social. Y afrontar el desafío de utilizar ese saber para transformar la sociedad y la naturaleza y obtener beneficios que conduzcan a aumentar la riqueza de las comunidades. Solamente en ese sentido logrará que hagamos de la investigación un eje importante, para el desarrollo del país”, son las palabras de Vallejo, líder del grupo de investigación en Parasitología Tropical, director del laboratorio de investigaciones que durante ya hace 34 años estudia la enfermedad de Chagras, una enfermedad que afecta el corazón de los humanos y que se propaga en la cuenca del Magdalena.
 
Vallejo concluye que en el Tolima y específicamente en la Universidad del Tolima, existe un potencial muy importante en cuanto a producción de conocimientos. “Creo que ha habido un desarrollo por lo menos en las últimas tres décadas particularmente en la          Universidad del Tolima. 
 
La UT comienza a pensar en serio en la investigación, a partir de los años 80  cuando se hace explícito el papel de formar investigadores , para realizar investigación. En aquella época, el inicio de la investigación en la Universidad fue lento, recordamos en esa época a Humberto Granados Espitia, quien venía de Europa y Estados Unidos después de trabajar con el equipo que descubrió la vitamina K; a Raúl Echeverry Echeverry, ingeniero agrónomo, fundador del Jardín Botánico y el Herbario de la Universidad del Tolima y a Alberto Fray especialista en suelos, entre otros.
 
A partir del Decreto Ley 80 de 1980, por primera vez se hace explícito el papel de la universidad en el desarrollo de la ciencia y la tecnología, se establece que el 2% del presupuesto de las universidades públicas se debe destinar a actividades de investigación. Se crea la Oficina de Investigaciones y Desarrollo Científico. En esa época de los años ochenta, tres grupos de investigación, el grupo del Doctor Albertoi Fray, el de Raul Echeverry Echeverry,  el de César Augusto Velandia.
 
Actualmente tenemos 42 grupos reconocidos. Entre 1980 cuando la primera publicación nacional, hasta el  año 2000, los primeros quince años, la universidad del Tolima publica 17 artículos internacionales . Entre el 2000 y el 2015, publica 347 lo que significa que ha multiplicado veinte veces esa capacidad de publicar y de demostrarle a la sociedad , a la comunidad internacional , lo que se ha hecho en estos años”.

 
DESCUBRIMIENTOS E INVESTIGADORES DESTACADOS


 
En estos momentos de crisis financiera de la Universidad del Tolima es pertinente poner la mirada en otros aspectos que hacen grande a nuestra universidad y entre ellos los aportes que hacen los 42 grupos de investigación , la mayoría de las veces silenciosamente en laboratorios, en trabajos de campo, en actividades de diálogo de saberes frente a un computador.
 
Lo primero a decir es que en la Universidad del Tolima operan varios laboratorios, entre ellos el de parasitología que ya mencionamos, también laboratorios de zoología, ecofisiología, neurobiología, veterinaria, química, maderas y muchos más por los que pasan estudiantes de cada uno de los programas académicos que ofrece la universidad.
 
Vallejo hace un listado de 57 docentes investigadores destacados en áreas de las ciencias naturales y sociales. Entre ellos están Humberto Granados Espitia, quien trabajó con el equipo que descubrió la vitamina K; Raúl Echeverry Echeverry, único profesor de la universidad del Tolima con dos especies vegetales, nativas del municipio de Ibagué, que llevan su nombre, Baccharis raulí y Meliosma echeverriana; Alberto Frye Casas, investigador de referencia nacional e internacional en suelos; Gonzalo Palomino Ortíz, ecólogo ampliamente conocido en Colombia y en el exterior; Pedro Villegas, veterinario egresado de la UT, creador de la vacuna NewCastle , en Georgia Estados Unidos; Nelson Canal del grupo de investigaciones en moscas de las frutas, por la descripción de 15 especies nuevas de insectos de importancia agrícola; Manuel Hernando Bernal del grupo de investigación en Herpetología, Ecofisiología y Etología, por la descripción de nuevas especies de ranas; Héctor Eduardo Esquivel por  la descripción de dos nuevas especies del género Zamia; Francisco Villa Navarro, por la descripción de tres nuevas especies colombianas de peces; Julio César Carranza, por la   descripción de una nueva especie de tripanosoma y nuevos genotipos de Trypanosoma  cruzi y T. rangeli. Desde luego que quedan muchos por nombrar.


Por: Luis Eduardo Chamorro Rodríguez
Eduardo Aldana Valdés, a sus 82 años de edad sigue actuando como si fuera un profesional recién graduado, como si estuviera comenzando a vivir una esperanza de buen futuro educativo para el país y para el Tolima. No se le acaban los sueños, las visiones de futuro que tienen como horizonte, una mejor educación para los tolimenses. No suspende sus  viajes  por aquí por allá, de Bogotá a Ibagué y de aquí hacia Purificación su tierra natal. Nos sorprende ahora con el lanzamiento de 7 libros que recogen su producción intelectual de casi 60 años. Son libros editados bajo en auspicio de la Universidad de Ibagué, de la que es presidente de su Consejo Superior.

 
Los títulos de estos libros dicen de su actividad como docente universitario, investigador y hasta político, porque fue gobernador del Tolima y perdió las elecciones cuando aspiró a ser alcalde de su tierra natal.
 

“Ingeniería y academia”, “Academia e Investigación”, “Investigación, extensión y política”, “Innovación, planeamiento y gestión”, “Desarrollo integral del territorio”, “Personajes y circunstancias” y “Tres esferas convergentes”, son los libros que recogen documentos dispersos, escritos por Aldana desde el año 1956.

 
Exdirector de Colciencias, exrector de la Universidad de los Andes de la que no se ha retirado todavía , con por lo menos diez mil exalumnos que lo recuerdan como profesor . Hizo parte de la Misión de los Sabios  (1993-1994) y en el año 2010, recibió una condecoración más, la medalla Gran Maestro, otorgada por el Ministerio de Educación Nacional.

 
Sigue pensando cómo mejorar la calidad y el acceso a la educación superior en el Tolima. A fines del año pasado, en una conferencia planteó la propuesta de un “Tolima Educador”.

 
El Nuevo Día. ¿Cómo resume su propuesta de “Tolima Educador”?
 
Eduardo Aldana Valdés. ”Comenzaría con un reto que me permita desarrollar la idea. En el Tolima, jóvenes entre los 17 y 21 años, que debieran estar recibiendo educación postsecundaria, son alrededor de 132 mil. Si les restamos a ellos los que están matriculados, en programas con alguna calidad, y pertinencia, no creo que pasen de 22 mil . Eso implica que son mas o menos 110 mil los jóvenes que debieran estar  recibiendo una educación adecuada para este siglo, técnica, tecnológica o universitaria.  Necesitaríamos crear  tres universidades tan grandes como la Nacional, la del Valle y la de Antioquia. ¿Y cuánto vale el presupuesto de esas tres universidades? Creo que 1.5 billones de pesos al año. No tenemos la plata para hacer eso, el gobierno no  va a dar esa plata.


Entonces qué hacemos ante ese desafío? Tenemos que comenzar por liberarnos de ciertas supuestos que nos  están  afectando. Uno, hemos venido sosteniendo que  el salón de clases es el mejor escenario para la formación de la gente. Yo creo que hay muchas otras oportunidades de formación . El trabajo es una gran oportunidad de formación, en que el joven estudia y trabaja al mismo tiempo.

 
Lo otro es que creemos que el aprendizaje sólo se da en una dirección, un profesor que enseña, un estudiante que aprende. Creo que hoy en día, es común aceptar que el aprendizaje se da en muchas formas. Un campesino sabe muchas cosas, el campesino puede enseñarle muchas cosas a un joven. El joven le puede enseñar muchas cosas al maestro  . Y el maestro le puede enseñar muchas cosas al estudiante. Tenemos que aprovechar esas oportunidades.

 
DUDAS SOBRE LA  JORNADA ÚNICA
 
END. ¿Cuál es su opinión sobre la propuesta de Jornada Única del gobierno?
 
EAV. Podría ser que la Jornada Única sea lo mejor. Pero ante el hecho de que necesitamos mucha plata, por qué no nos imaginamos otra forma? Dos días, dos tardes, los jóvenes van a los parques deportivos de los municipios y con entrenadores, juegan futbol y aprenden a jugar futbol bien u otros deportes. Deportes dos tardes. Dos tardes van a tomar clases en un Innovar donde ven biotecnología, robótica, para entusiasmarlos por la ciencia. Una tarde se van a trabajar en una finca  donde  crían una ovejita y aprenden a cuidarla;  en otra jornada se van a un cultivo para que siembren algo nuevo.  Nos inventamos varias actividades que  sacan a los estudiantes  de la escuela , aprovechan  otros espacios  del municipio  y no nos cuesta tanto como la Jornada Única. Yo no estoy en contra de eso pero es que necesitamos empezar a actuar ya.

 
Nos hemos vuelto una educación muy dirigida a la mente, no una educación dirigida  a las manos, a hacer cosas. El lema de Instituto Tecnológico de Massachusett, MIT  es   “Mente y manos” , hay que aprender a pensar y aprender a hacer.  Nosotros nos hemos vuelto mucho de escritorio.

 
Una educación universitaria de cinco años metido en un salón de clases,  no me parece apropiada. El muchacho debería pasarse un buen tiempo en las empresas o haciendo  giras para saber cómo se hacen las cosas, en la realidad.

 
Cambiar el salón de clase como escenario único , a otro montón de espacios de aprendizaje  y en eso nos ahorramos la planta física”.
 
LA INASISTENCIA ESCOLAR
 
¿END. Los datos nos dicen que los infantes y adolescentes no están interesados en la escuela, en la educación?

 
EAV. “Creo que no hemos logrado cautivar la imaginación de los jóvenes . En mi tiempo leímos mucho,  a si fueran libros de aventuras. El “Tesorero de la Juventud” me lo leía no se cuántas veces. Ahora  los jóvenes lo pasan  con su celular mandándose mensajes bobos,  como que no les despertamos su pasión por el conocimiento. Creo  que debemos hacer énfasis en que los jóvenes puedan apreciar todo lo que esta pasando en el mundo y utilizar las grandes herramientas de la tecnología moderna.

 
Debe haber la alianza con los padres de familia para trabajar juntos en la formación del joven.  Si en la casa no hay preocupación por un libro, tenemos que buscar la forma de llegarle por diversas formas y ahí es donde los medios de comunicación pueden jugar un papel muy importante”.

 
END. ¿Qué opina del afán de medir  a través a de pruebas estandarizadas?
 
EAV. “Creo que lo que no podemos sacrificar es la pasión de los docentes por lo que están haciendo. Mis profesores me transmitían ese entusiasmo que es difícil de medir. Creo que si a mis grandes profesores les hubieran puesto a llenar unos formularios y  a ser evaluados por los estudiantes, se hubieran retirado. Me pongo a pensar de cómo crear ambientes en la escuela para que  los profesores den lo mejor de sí mismo, y eso no es necesariamente basado en los resultados de pruebas sino de gestión del talento humano”.
 

END. ¿Cómo ve el modelo de financiación centrado en los  gastos de personal? Estamos propiciando poca trasformación…
 
EAV. “Hace muchos tiempo que perdimos la oportunidad de fortalecer  los encuentros de integración  nacional, por ejemplo. Acabamos la escuela pública a la que van los pobres  y los ricos van a los colegios.  El servicio militar era otro elemento de integración. Todos deberían  ir pero  solo prestan el servicio militar obligatorio los campesinos y los pobres. Creo que debemos comenzar a construir espacios de integración muy variados”. 
“Estamos ante una situación crítica y gravísima… Veo a la universidad en una enorme dificultad, muy grave dificultad… Si no se sabe de la situación financiera de la universidad, eso es muy grave… Si el rector me viene a echar cuentos alegres,  me paro y suspendo  el Consejo Superior programado para el 29 próximo…. Cuando uno esta gobernando tiene que tener carácter para tomar decisiones… Yo creo que la Universidad del Tolima necesita 30 mil  millones de pesos , ya. Esto especulando”, son algunas de las palabras que el gobernador del Tolima Oscar Barreto Quiroga pronunció en tono enfático en varias oportunidades durante el diálogo que sostuvo con el personal administrativo de la Universidad del Tolima y luego con 60 docentes de tiempo completo, el miércoles pasado, durante mas o menos dos horas largas con cada grupo.
 
Cada vez más surgen reacciones distintas sobre la situación que tiene paralizada a la Universidad del Tolima desde el 14 de enero pasado cuando estaba convocada la iniciación de labores en esta institución universitaria, la más grande que funciona desde hace 60 años en nuestro departamento. Unos a favor y otros en contra de las directivas de la universidad, debaten, pronuncian arengas, asisten a asambleas, escriben documentos .
 
No se puede acceder a la universidad  porque su entrada está bloqueada. Las oficinas y las aulas están cerradas . Unos y otros están en “asambleas permanentes”.
 
Es el momento en que el millar de personas vinculadas  a esta institución de tiempo completo, entre ellas los 345 docentes a los que se los que se les suman mil 422 catedráticos, no saben sobre la suerte del pago de sus salarios. Se les adeuda la prima de navidad y el salario del mes de diciembre y ya se avanza hacia la terminación del mes de enero y no se tiene información clara sobre cómo se pagará la nómina que mensualmente suma 5 mil 698 millones de pesos.
 
Hay incertidumbre sobre la iniciación de clases, prevista para el primero de marzo próximo. Sólo un diez por ciento de los estudiantes que debían pagar sus matrículas de continuidad lo hicieron en el mes de diciembre; es la hora en que no se ha podido comunicar el segundo listado de estudiantes admitidos para ingreso por primera vez a los 41 programas académicos de pregrado que ofrece la universidad.
 
¿Cuál será la reacción de los estudiantes una vez comiencen las clases?.
 
 
RELACIONES DEL GOBERNADOR CON LA UNIVERSIDAD
 
“Barreto es un coco de la universidad”, dice el propio Barreto con relación a las opiniones adversas que se tienen del gobernador entre una buena porción del personal vinculado a esta institución.  Pero aclara “Les quiero anticipar, yo también quiero la universidad. Yo quiero la universidad, soy amigo de la educación pública. Yo tengo  toda la voluntad, tengo claro que  quiero a la universidad pero no en el plan de hablar cháchara sino  creo en la universidad que quiere y administra bien  los recursos, eso implica que nos volvamos eficientes. Porque  hay  una exagerado gasto innecesario , que lo hay;  y hablar de la universidad no es el  tape tape; querer a la universidad es hablar  a calzón quitado , con las cifras en la mesa y mirar  cómo vamos a tomar correctivos si queremos salvar la universidad. Si vamos a encubrir datos, vamos a prolongar la muerte de la universidad , crear un problema mucho  más grave hacia el futuro. El toro hay que tomarlo por los cachos y ver como vamos a resolver este problema”.
 
De las palabras del gobernador se infiere que no hay buenas relaciones con el rector José Herman Muñoz Ñungo. Al gobernador no le satisface el informe que el rector le ha presentado sobre la situación financiera de la Universidad. El gobernador espera un plan de ajuste financiero y fiscal de plazo inmediato y mediato. “Es la idea que vamos analizar  en el Consejo Superior  . Espero que el rector nos traiga una propuesta en cantidades y tiempos definidos”.
 
 Porque al gobernador no le gustó las propuestas que Muñoz Ñungo hizo en El Nuevo Día. La lista de diez propuestas de ajuste, “ No comparto para nada lo que plantea el rector en el periódico de hoy”( miércoles 20 de enero).

 
RECURSOS FINANCIEROS PARA LA UT
 
“La Ministra de Educación me  ha dicho que tiene cero plata para la universidad. A mi preocupa mucho el mensaje del gobierno nacional de que no tiene plata para la Universidad”.  No se refirió a  los aportes que corresponden a la gobernación pero habló del crédito por diez mil millones de pesos que tramita la universidad para solucionar el problema de pago de salarios atrasados.
 
El gobernador manifiesta que no tiene claras las cifras sobre el déficit en la universidad. “Cada uno echa un cuento distinto. Unos dice que son cuatro mil millones,  yo creo que va por encima de los  los 30 mil millones. Les  digo  que especulando un poco, aquí  todos  estamos especulando. Qué paso con este tema, de dónde viene . Qué pasó. Un déficit que no se produjo en ocho días”.

 
LAS VOCES DE LOS DOCENTES
 
En esa mesa larga del despacho del gobernador, donde se han tomado muchas decisiones sobre el futuro de los municipios, unos sentados, otros de pie, por lo menos 20 docentes tomaron la palabra para hacer propuestas de solución a la crisis de la Universidad.
 
Entre las propuestas están: recortar personal de vinculación transitoria con funciones de directores de programas, profesionales  en la categoría P18 que sirven de asistentes a estos directores; reducir o fusionar los programas de las facultades de Agronomía, Veterinaria y Forestal; que los docentes tomen más asignaturas y un mínimo de horas de clase (“Todos estamos dispuestos a poner, toca apretarnos el cinturón”, dijo Jhon Jairo Méndez, representante de los docentes en el Consejo Superior); la universidad puede funcionar con 200 funcionarios; demandar las convenciones colectivas, modificar los estatutos, cambiar la política asistencial.



 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
 

 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas
  • cortolima.jpeg