Miércoles, 22 Febrero 2017

  • ARROZ DIANA.jpg
El secuestro, abuso sexual y asesinato de la niña Yuliana Samboní ha generado sentimientos de indignación y dolor y puesto en el debate público el endurecimiento de penas, la cadena perpetua, la pena de muerte y/o la castración para los abusadores sexuales de menores. No obstante, el tema merece un análisis más depurado y profundo que el simple desfogue de sentimientos vengativos y reclamadores de justicia.


1.Realidad en cifras.
 
En Forensis, publicación donde se consignan los análisis anuales hechos por Medicina Legal, los datos denunciados sobre abuso sexual de menores son aterradores. Son un promedio de 50 menores diarios abusados en el país. Sin embargo, la falta de denuncia es muy alta, debido al temor a la estigmatización o las amenazas de los abusadores. Solo hasta octubre de este año, se han registrado 17.711 casos de agresión sexual. De estos, 15.237 corresponden a agresiones a menores, especialmente niñas y adolescentes. 2.014 casos ocurrieron en menores de 4 años; 4.153 en niños y niñas entre 5 y 10 años y 7.012 casos en menores entre 10 y 14 años.
 
En el 2015 se registraron 19.181 casos. Los principales agresores están dentro del círculo familiar: padres, padrastros, tíos, conocidos cercanos y amigos. Así mismo, fueron asesinados 917 menores de 17 años. Hasta octubre del 2016 han sido asesinados 586 niños.
 
Una sociedad que abusa o permite el abuso de casi 20 mil menores cada año tiene que ser una sociedad enferma a la que hay que tratar de manera urgente. Una sociedad que no respeta ni cuida a sus niños, niñas y adolescentes está carcomida desde sus cimientos. Una sociedad que no le cree a los niños por defender adultos violadores está moralmente deformada.

 
2.Aumento de penas contra este delito.


Cuando se presenta abuso sexual de menores que recibe despliegue informativo no faltan los políticos que para cautivar votos y granjearse reconocimientos electorales de ciudadanos indignados proponen el endurecimiento de las penas, la pena de muerte, la cadena perpetua o la castración de los abusadores de menores. Sin embargo, desde la década de los 80 se han sextuplicado la duración de las penas contra los abusadores de menores sin que el delito haya disminuido. Al contrario, va en aumento. A esto se suma la impunidad penal de alrededor del 90% por inoperancia de la justicia y el hacinamiento carcelario. De que sirven mayores y drásticas penas si la justicia no opera ni el delito se controla. Esto no quiere decir que los criminales que se detengan no deban ser castigados duramente. Claro que sí. Lo que se plantea es que aumentar las penas por sí solas no son el camino para controlar este flagelo contra menores.


3.Realidad en las Instituciones educativas.


En las Instituciones educativas son pan de cada día los problemas con niños, niñas y adolescentes que son considerados desadaptados. Son personas que desde edades muy tempranas sienten placer matoneando a sus compañeros, haciendo sufrir animales, agrediendo a sus condiscípulos e infringiendo las normas escolares de convivencia. Son mentirosos y manipuladores. Hacen trampa, gustan de apropiarse o esconder las cosas ajenas y son violentos con sus compañeros. Su rendimiento académico, por lo general, es deficiente, pero su mala conducta e indisciplina los destaca. Su lenguaje es soez, altanero y desafiante. Les gustan los deportes de contacto y se destacan por su agresividad. Es paradójico cómo reaccionan sus padres al ser informados de las malas andanzas de sus hijos. “El colegio fue quien le enseño a decir groserías, porque en la casa nunca es grosero, es amable, gentil y hacendoso”. “En el colegio se la montan”. “Por ser muy inteligente se aburre en clase y por eso molesta a sus compañeros.” “Sus apreciaciones como coordinador son sesgadas y no entiende la educación democrática que se le da en casa.” “Nosotros -los padres- hemos enseñado en casa valores y principios desde pequeños, pero en esta institución los dejan hacer lo que les da la gana…”
Hay algunos docentes que ya solo quieren pensionarse y no matarse la cabeza con estos chicos. Por lo tanto, dejan hacer y endosan responsabilidades y acusan a los gobiernos porque les sustrajeron la autoridad.


4.Padres negligentes.


Existen padres que amenazan y agreden a los docentes, sin tela de juicio, solo empujados por las quejas de sus hijos que presumen justas. Si cuando reclaman se les recomienda llevar a un Psicólogo o a un Psiquiatra a su hij@, ponen el grito en el cielo, porque reclaman que su muchach@ no está loc@ ni demente. Muchos padres están convencidos que el colegio es una correccional donde corrigen lo que dejaron de hacer en sus hogares. Estos muchachos desadaptados y no corregidos a tiempo por padres tolerantes y negligentes, pueden crecer como delincuentes y psicópatas en potencia…

Cada vez son más las parejas que creen que ser buenos padres es hacerles las tareas a sus hijos, allanarles y facilitarles el camino, colmarlos de regalos, comodidades y evitar toda posible necesidad. Esta actitud negligente de los progenitores y la falta de necesidad en la que crecen sus hij@s, como lo dijimos en otro escrito, los vuelve insensibles, irresponsables, respondones, irrespetuosos, groseros y violentos. La laxitud de sus padres, revestida de amor, va forjando el camino de la violencia intrafamiliar, la irresponsabilidad, la drogadicción, los crímenes sexuales y la delincuencia.

No todo padre es negligente, pero si muchos. No tienen tiempo para compartir con sus hijos. Piensan que lo indispensable es entregar dinero para sufragar sus gastos. No dialogan con sus hijos y ellos son socializados, para exorcizar soledades, por las amorosas abuelas, los parches en la calle, la televisión, la internet, el celular o las pandillas del barrio. Muy pronto aprenden a consumir alcohol, drogas sicoactivas y tener sexo.

Los funcionarios del estado están más interesados en aprovechar su cuarto de hora, en cuanto a contratación se refiere, que en prestar atención a este problema. Los programas estatales son puntuales, de bajo impacto, de alto costo y poco significativos…


5.Sociedad que acepta el patriarcado y el machismo.


Ya habíamos explicado en un libro reciente, que la manera de conocer en Occidente, en la que se basa la escuela y la formación humana, es la cosificación de las personas. Se aprende a ver todo lo que existe fuera del individuo, como objetos a manipular, a controlar, a buscarle utilidad y beneficio. Mediante esta forma de conocer se aprende que la naturaleza es todo lo que nos rodea y que hay que sacarle provecho. ¿Por qué pensar en cuidarla? Los seres que existen en esa naturaleza, vivos y no vivos, son mirados como objetos para utilizar, manejar y controlar. Las mujeres y los niños, al ser parte de la naturaleza, serán para obtener beneficios y manipularlos. Esto niega la validez de las personas al cosificarlas, y además, engendra alienación y violencia.

La sexualidad, que la sociedad aprende a disociar del respeto y del amor, se convierte en un objetivo. Ellas, alienadas por la sociedad de consumo, la acumulación y la ganancia, venden su cuerpo y sus caricias como rentables prepagos, e interiorizan que TENER es mejor que SER. Anhelan ser símbolos sexuales. Son más importantes los lujos que las virtudes, la apariencia que la esencia. Ellos quieren ser metrosexuales, asumen que el éxito es acumular dinero para rodearse de lujos, mujeres dispuestas y excesos frenéticos. Diomedes Díaz fue una muestra de sexo, mujeres, drogas, alcohol, irresponsabilidades y mucho talento.

El mercado capitalista se mueve por el sexo. Para vender cualquier cosa necesitan modelos (machos y hembras) hermosos, ligeros de ropa y en poses sugestivas. Cada día se lee menos y la deserción escolar crece. La carrera de modelaje tiene más pedido que las profesiones liberales de tradición. La cirugía plástica produce montañas de dinero porque los seres humanos inconformes quieren ser bellos a como dé lugar. No importan costos ni peligrosos riesgos.

El mundo del espectáculo no escapa a esta avidez por el sexo. Colombia es potencia latinoamericana en producción de cine porno. Mucha música carrilera, salsa catre, reggaetón y otras son ejemplos de la discriminación social, exclusión, cosificación de la mujer y del manejo ramplón de letras donde se hace referencia explícita al sexo. El escándalo del vídeo de Maluma y sus cuatro babys se refiere a esto. Claro que a él le importan más los 200 millones de reproducciones de su vídeo, que las descaradas incitaciones sexuales de sus contenidos.

¿Si el sexo es lo que mueve los mercados, cómo se quiere que en una economía capitalista como la nuestra, los crímenes sexuales no sean comunes si hemos abonado diariamente el terreno para ello?


6. Mojigatería de nuestra sociedad.

Esta es una sociedad mojigata, gazmoña, pacata. Vive de apariencias. Simula escandalizarse. Finge humildad y se ruboriza en falso. Son muchos los que van a cultos religiosos como mampara para esconder sus acciones deshonestas y tramposas; para ocultar su corrupción y embrollos morales. Fingen ser piadosos para ganar adeptos y atajos para sus fechorías.

A muchos les falta verdadera convicción y coherencia en sus creencias religiosas o políticas. Para ejemplo el presunto asesino de Yuliana Samboní, usa escapularios -seguramente bendecidos-  y ponía en su muro de Facebook reflexiones religiosas y morales. Una mujer fue recientemente secuestrada, violada, empalada y murió por las graves secuelas del brutal abuso sexual. Prácticamente solo sus familiares la lloraron.  Pocos se conmovieron. La justicia todavía anda tras las pistas de los agresores…


7.Conclusiones.

Pensar que pena de muerte, cadena perpetua o castración es la solución, es pensar que la fiebre está en las sábanas. La educación es el camino. Pero no es reciclando la urbanidad de Carreño. Ni reduciendo la educación sexual a vídeos. Tampoco con rosarios ni cultos religiosos no sentidos. Es repensar toda la educación desde la biología del amor, desde la biología del respeto. Educación es formación humana y capacitación. La formación humana es educar para que el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes sea como personas capaces de crear con los otros espacios humanos para la convivencia social. Crear con los otros es co crear para vivir feliz en comunidad.

Educar es formar niños y niñas que crezcan en hogares y escuelas en el autorrespeto y en el respeto por los otros. Que sean capaces de decir NO o decir SI desde sí mismos. Desde sus individualidades, identidades, seguridad y confianza en sí mismos. Individuos solidarios, alegres, colaboradores, respetuosos de sí mismos y de los otros, con conciencia social y ambiental para que puedan actuar en comunidad con responsabilidad y libertad.

La educación debe estar centrada en la formación humana no simplemente en mejorar las pruebas SABER o las pruebas PISA. Una educación con formación de calidad es un proceso de transformación en la convivencia en el respeto, en el amor, en el coemocionar coherente con la razón y la estética. Recordemos que el amor se refiere a conductas relacionales a través de las cuales el otro surge como legítimo para la convivencia con uno, y la agresión y la violencia son las conductas relacionales en las que el otro es negado y no aceptado para la convivencia con uno.

El niño, la niña o el adolescente que vive y aprende en el autorrespeto y el respeto por los otros, que vive, se emociona con los otros en la biología del amor y la noviolencia, es un ser humano auténtico, sin aparentar, que reflexiona, que valora su SER y entiende el TENER como una posibilidad para mejorar su SER tanto individual como colectivo. Un ser humano que se respeta y respeta, que reflexiona y reconoce sus errores para corregirlos, que asume responsabilidades personales, sociales y ambientales, es el ser humano que la educación está en mora de contribuir a construir. La biología del respeto necesita maestros, rectores y directivos docentes convencidos de ella, al igual que padres de familia y autoridades. Proteger nuestros niños, niñas y adolescentes, cuidar nuestros hijos, está en nuestras manos. De nadie más…

*Padre de familia, médico y docente universitario





 
El pasado 10 de agosto liderados por un colectivo autodenominado “Abanderados por la familia” se convocó un plantón en diversas ciudades de Colombia. El eje de la protesta era “rescatar los principios de la familia”. Ya una diputada había protestado contra la ministra y le propuso que se crearan instituciones educativas exclusivas para homosexuales, para proteger a los niños de lo que consideró los horrores de la homosexualidad.

Como el Ministerio de Educación Nacional con su ministra Gina Parody a la cabeza cumplía con la sentencia de la Corte Constitucional T-478 de 2015 que ordenaba “una revisión extensiva e integral de todos los manuales de convivencia en el país para determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género de los estudiantes y para que incorporen nuevas formas y alternativas para incentivar y fortalecer la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes, que permitan aprender del error, respetar la diversidad y dirimir conflictos de manera pacífica, así como que contribuyan a dar posibles soluciones a situaciones y conductas internas que atenten contra el ejercicio de sus derechos…” entonces, se propuso por los manifestantes una lucha contra los ambientes escolares libres de discriminación y contra la revisión de los manuales de convivencia. Hubo grandes mentiras y engaños en esta lucha.

Las iglesias, incluida la católica, consideraron que esta revisión integral de los manuales destruye los valores de la familia sembrados en niños y jóvenes y coarta el derecho de los padres a educar a sus hijos. Muchos grupos políticos entendieron que era una oportunidad para atacar al gobierno y sus políticas y se sumaron a la protesta. Alrededor de 5 millones de personas salieron a los plantones…

Ayer, una niña de 7 años, desplazada, caucana, de origen indígena, fue raptada en un barrio humilde de Bogotá y luego violada y asesinada. Su agresor un profesional educado por sus padres en los mejores colegios y universidades de credo religioso. De familia creyente, pudiente e influyente. La muy encopetada familia ha tratado de entorpecer la investigación para proteger al asesino. ¿Será que, porque es pobre, indígena, desplazada, niña y sin abolengos, no han salido millones de personas a llenar las calles para protestar y exigir justicia porque se atenta contra la familia al secuestrar, violar y matar niñas? ¿Será que los abanderados por la familia no le importan estos muertos porque son de clase humilde y son niñas?

La indignación no puede cesar ni tampoco cejar en el empeño de exigir justicia plena. Nuestra sociedad es patriarcal y machista lo que pone en alto riesgo a las mujeres y los niños. Tenemos que reflexionar sobre el tipo de sociedad egoísta y del apego que tenemos y que genera violencia, soledad, drogadicción y corrupción. Defender la familia es trabajar por un país justo, incluyente, solidario y de respeto para todos…

*Médico, padre de familia y profesor universitario.
Todo parece indicar que ya pasó el remezón que causó la publicación de un vídeo por un medio de comunicación, en el que dos personas del mismo sexo pactaban un encuentro sexual, y que desató la renuncia de un viceministro y del director de la Policía junto con la salida de la directora del medio de comunicación que generó el escándalo. Si es verdad que Colombia es un país civilizado y sensato, podríamos pensar ¿qué dejó como reflexiones positivas este huracán mediático?

Que los periodistas y comunicadores deberían recordar siempre que lo único importante no es la “chiva” ni “tumbar” funcionarios, sino informar con la verdad y al servicio de la comunidad.

Que las empresas que dirigen los medios de comunicación no deberían seguir presionando a sus empleados periodistas para obtener información que le permita posiciones privilegiadas a la hora de negociar pauta o contratos con el estado y sus gobernantes.

Que el periodismo investigativo debería tener como meta el bien común y no para obtener información que pudiera ser utilizada para beneficio personal.

Que el periodismo investigativo no debería pretender desplazar a la justicia, por lo tanto, no debería condenar ni exigir condenas suplantando el papel y autoridad de los jueces o magistrados. Su papel sería apoyar a la justicia, pero no sustituirla.

Que el periodismo como el Cuarto poder no es quien completa la repartición de la torta con los otros tres poderes en el país, sino que debería representar el bien público, los intereses colectivos y de la comunidad, la defensa de la democracia, del erario y la ética ciudadana.

Que, si el periodismo no es consustancial a la ética, al respeto personal y de los demás, perdería su esencia y su razón de ser.

Que la libertad de prensa, como bien público, debería ser innegociable. Que habría que defenderla de todo ataque. Es verdad que algunos profesionales con sus actitudes venales, irresponsables y temerarias ponen en entredicho un bien que es de toda la sociedad, pero esto no debería ser óbice para defender la libertad de prensa.

Que los gobernantes, políticos y dirigentes privados de la sociedad no son inmunes. Que todos sus actos en ejercicio de sus funciones públicas deberían ser escrutables. Por la tanto, el peso de la ley también les cabría.

Que los periodistas y comunicadores no deberían ser vistos como enemigos de los gobernantes, funcionarios ni dirigentes privados. Como humanos se equivocan y debieran estar dispuestos a reconocer y enmendar sus errores.

Que la justicia habría sido permeada por la corrupción, pero no todos los jueces, magistrados o funcionarios de esa rama serían corruptos ni perseguidores de periodistas o comunicadores.

Que en general este es un país homofóbico y proxeneta. Que se escandaliza por el tráfico sexual de prebendas entre hombres y su posible prostitución, pero que ha tolerado desde siempre la prostitución femenina y se ha hecho el de la vista gorda con el acoso y el tráfico sexual femenino en el estado y empresas públicas y privadas. El constreñimiento a la prostitución y el acoso sexual se deberían combatir, no importa el género de la víctima.

Estas podrían ser algunas de las reflexiones en un país que se dice civilizado, en el que ya se olvidaron las razones del escándalo, como la comunidad del anillo, el tráfico de influencias, el chantaje, la corrupción en la meritocracia, el enriquecimiento ilícito y el espionaje descarado a la función y privacidad de periodistas y funcionarios públicos. ¿Usted qué opina?


Agustín Angarita 
Son muchas las quejas por los atropellos de los cobradores de los créditos “gota a gota” en la ciudad. Esta no es una actividad nueva. Lleva muchos años funcionando pese a que cobra intereses altísimos. ¿Por qué las personas siguen utilizando este tipo de crédito? Son varias las razones. La primera es la flexibilidad. No se necesita pagar para que le hagan estudios del crédito, no hay que abrir una cuenta bancaria con un saldo de un salario mínimo, ni llenar engorrosos formularios, hacer colas y largas esperas, ni tener fiadores con finca raíz, ni nada por el estilo. Es muy fácil acceder a estos créditos. Además, el pago diario hace creer que no es difícil de cubrir.

El sistema bancario, así no lo reconozca, está diseñado para prestarle dinero y servicios a los que tienen, no a los que los necesitan. El sistema legal apoya a los que no necesitan y los que de verdad necesitan, que son millares de pobres, desempleados, rebuscadores, madres cabeza de familia, etc., se ven obligados a buscar soluciones ilegales o informales a sus necesidades de recursos. Lo llamativo es que los pobres, los necesitados, en general son “buenas pagas” o de lo contrario estos prestamistas habrían quebrado. Sólo algunos se “cuelgan” y no pagan. Y como es un sistema informal con cobros ilegales, recurren a matones para intimidar y recuperar inversiones.

Las autoridades deben proteger a los ciudadanos y castigar a los agiotistas por los cobros a tasas ilegales. Pero con esto no se soluciona el problema. Porque la necesidad del dinero sigue y el sector bancario con su rigidez y poca responsabilidad social, le interesa poco contribuir con la solución. Los bancos cobran por todo. Si hace un retiro o una consulta de saldo debe pagar. Como los retiros grandes por cajero no están permitidos, el cliente se ve obligado a hacer varios retiros y pagar por cada uno de ellos. Esto encarece la transacción. Para acceder al servicio de un cajero electrónico hay que tener una tarjeta cuyo manejo por parte del banco, se lo cobra al cliente. Quienes viajan pueden contrastar en el extranjero los elevados costos que se pagan por estos servicios en Colombia.

Las microfinanzas y los microcréditos con sentido social han demostrado que son una oportunidad para los pobres y necesitados. El banquero, economista y premio Nobel de la paz, Muhammad Yunus en uno de los países más pobres del mundo, Bangladesh, comprobó que, hasta los pobres más pobres, cuando se les da una oportunidad pueden acceder a créditos tradicionales para salir de la pobreza y lograr su propio desarrollo. Los pobres pagan sus créditos a tasas legales, no de usura, y si reciben apoyo técnico y financiero se convierten en emprendedores exitosos. Yunus creó un banco que le presta dinero a los pobres, a intereses bajos, con muchas facilidades para la obtención de los créditos. Ahora es perseguido y difamado por ayudar…
Estos modelos son replicables. Lo que se necesita es que funcionen con responsabilidad social, con ética y trasparencia. Solo así se destierra ese flagelo del “gota a gota”, de los cobros aterradores con hombres armados en motocicletas que vociferando improperios y amenazas causan el pánico en deudores morosos, en familias y vecinos. Muchos de los dineros que circulan en estos créditos son ilegales, pero deben reposar en sendas cuentas bancarias legales…

Foto: Suministrada. 

Recientemente tuve que asistir a una entidad de salud local a tomarme unas imágenes diagnósticas. Mucho me impresionó la displicencia y frialdad de la atención al público. En general las personas que asisten a estas instituciones son pacientes aquejados por múltiples dolencias. 

Concluidas las elecciones de gobernación y entregada la credencial al mandatario elegido, valdría la pena una reflexión analítica sobre el asunto

Foto: Archivo Rubendariocorrea.com

Columna de opinión publicada por el docente de la Universidad del Tolima Agustín Angarita en referencia a la relación de la educación y los lamentables actos de violencia que debió vivir el país  

Carne y Salud

Feb 22, 2017

El informe de octubre del 2015 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) denominado “carcinogenicidad del consumo de la carne roja y de la carne procesada” ha generado múltiples controversias, no todas apegadas a evidencias, y si muy cerca a especulaciones y creencias

Foto: Suministrada. 

Columna de opinión publicada por el docente de la Universidad del Tolima, Agustín Angarita en referencia  a la administración que recibe el nuevo alcalde de Ibagué

Foto: Suministrada. 

El médico y asesor de la alcaldía dio a conocer este artículo en donde simpatiza con el candidato a la Alcaldía de Ibagué John Ésper Toledo 

  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas