Domingo, 22 Enero 2017

  • ARROZ DIANA.jpg
La detención de estos hombres se dio por parte de la patrulla del cuadrante 1 de la Policía del municipio de Rovira quienes lograron identificarlos como Jhon Alexander Roncancio Medina, de 21 años y Carlos Daniel Barrero Medina, de 18 años, quienes fueron dejados a disposición del Fiscal Local 18 de Rovira.

En la audiencia que se realizara durante las últimas horas ante el Juzgado Primero Promiscuo Municipal de Rovira, se dio a conocer por parte del ente acusador que los uniformados llegaron hasta la Carrera 1 con Calle 3 diagonal a la iglesia Santa Gertrudis de Rovira luego de recibir la denuncia de un posible hurto, encontrando en el sitio a la víctima quien manifestó que dos sujetos le habrían hurtado su celular mediante la modalidad de atraco.

Gracias a la gestión de las autoridades, se logró dar captura a los presuntos asaltantes en flagrancia quienes fueron presentados en los estrados judiciales, donde el juzgado determinó que fueran beneficiados con la detención domiciliaria mientras avanza el proceso en su contra. 







 

El caso fue conocido en las instalaciones de Medicina Legal de la ciudad de Ibagué, a donde fue trasladado el cuerpo de una bebé de 18 meses quien llegó muerta a las urgencias del hospital San Vicente del municipio de Rovira, llevada por su progenitora quien no supo dar explicación sobre el deceso.

Al ser examinada por los galenos del centro asistencial, se pudo observar que la pequeña presentaba algunas quemaduras en el cuerpo causadas al parecer con agua hirviendo. Ante esta evidencia la progenitora manifestó que en la finca donde residen, estaban pelando pollos con agua caliente y de forma accidental la niña se quemó.

Teniendo en cuenta las presuntas inconsistencias en la información suministrada por la mujer, el Alcalde de ese municipio Yeovanny Vivas informó a la Policía de infancia y Adolescencia y a la Fiscalía para que adelanten las investigaciones que permitan esclarecer las causas de la muerte.






 

Tras recibir algunas informaciones sobre la ubicación de un depósito ilegal perteneciente al frente 21 de la guerrilla de las Farc, tropas del batallón patriotas adscrito a la Sexta Brigada, lograron la ubicación de cientos de cartuchos para armamento de largo alcance.

Según el Coronel Jhon Jairo Rojas, comandante de la Sexta Brigada, los 2400 cartuchos calibre 5.56, habían sido enterrados en la zona rural del municipio de Rovira cerca de un año atrás, por integrantes de esta estructura guerrilla para evitar que fueran localizados por la fuerza pública.

Luego de adelantarse el conteo el material de guerra fue dejado a disposición de la Fiscalía, para que se adelanten los procedimientos pertinentes en el caso.

Dos capturados dejaron operativos de registro a establecimientos nocturnos en el municipio de Rovira, luego que al llegar a la Carrera Cuarta entre Calle 5 y 6 al negocio de razón social “Pa’ Beber”, abordaran a un hombre a quien le solicitaron verificación de antecedentes y terminara en una fuerte discusión dado a que se encontraba en alto estado de embriaguez.

En su informe, las autoridades relataron que el detenido identificado como José Miguel Hernández Girón, enfurecido les propinó varios puños y patadas causándole lesiones a los uniformados por lo que tuvieron que utilizar la fuerza para poder reducirlo y trasladarlo hasta la camioneta para ser judicializado.

Para ese momento, llega una mujer identificada como Nayibe Andrea Orjuela quien se le lanzó a uno de los policías y con la chapa de una correa le propinó un golpe en el rostro causándole una herida abierta por lo que tuvo que ser reducida mientras los heridos fueron trasladados a un centro asistencial, donde se le otorgó una incapacidad de ocho días al uniformado herido y a la mujer tres días.

Durante la diligencia, la Fiscalía señaló a la pareja con el delito de violencia contra servidor público, cargos que no aceptaran por lo que fueron dejados nuevamente en libertad. 












 
El pasado 26 de noviembre la tranquilidad de los habitantes de la vereda Los Andes, zona rural del municipio de Rovira, fue interrumpida por una riña que se estaba registrando en una cantina del centro del caserío donde resultó víctima Alquimides Rodríguez Torres y terminaron dos personas capturadas.


Según el informe entregado por el Fiscal 21 Seccional, se conocieron relatos de personas que estuvieron presentes en los hechos, entre ellos un hombre quien se encontraba en compañía de la víctima, quien dio a conocer que habían llegado a jugar billar a una cantina cuando al sitio llegó Roberto José Murillo Guzmán en compañía de su progenitor José Murillo y el yerno quienes los invitaron a seguir jugando.


Así mismo manifestó que Roberto y el yerno jugaron con ellos donde apostaron una tanda de cerveza y al finalizar no siguieron jugando, después el yerno invitó al testigo a jugar, apostar 10 mil pesos y la tanda de cerveza, momento en el que José Murillo alterado los retó a apostar 50 mil pesos, petición que Alquimides accedió por lo que el propietario del establecimiento al observar la discusión los sacó del mismo y cerro.


A las afueras de la cantina, Roberto retó a las víctimas a pelear desenfundando junto a su progenitor armas blancas tipo machete con el que intentaron agredirlos, por lo que Alquimides intentó defenderse recibiendo una herida a la altura de su tórax por lo que los dos escaparon del sitio siendo perseguidos por los presuntos agresores por el sector de Los Mangos, donde el hoy occiso se detuvo por la gravedad de su herida.


Así mismo, el testigo relató que intentó ocultarse en el monte pero Alquimides enfrentó de nuevo a Roberto Murillo quien llegó con un arma de fuego propinándole un disparo y emprendiendo la huida, momento en el que el entrevistado intentó auxiliar a su amigo y para luego emprender la huida cuando el detenido le hizo un disparo, llegando a la Capilla donde escuchó cuando le disparaban al occiso en tres oportunidades.


Frente a la captura de Roberto Murillo y su progenitor José Murillo se estableció que quien relató los hechos estaba siendo trasladado al hospital de Rovira cuando fue auxiliado por las autoridades y a quienes les diera a conocer que detrás de ellos venían en un vehículo los asesinos de Alquimides, siendo detenidos y dejados a disposición de la Fiscalía.


En la audiencia realizada ante la Juez Segunda con función de control de garantías, el representante fiscal reveló que Roberto Murillo tiene una investigación por el mismo delito luego que al parecer junto con algunos familiares, entre ellos su progenitor, asesinaran de varias puñaladas al Joven Jhonatan Alejandro Céspedes, de 21 años, el pasado 1 de mayo, donde se relatara que el hoy occiso recibió una puñalada en la espalda por parte de Roberto y fue perseguido hasta ser rematado por varias personas de una misma familia.


Es así como en la imputación, Roberto José Murillo fue señalado con el delito de homicidio agravado con sevicia, delito que el mismo no aceptara por lo que se resolvió enviarlo a la cárcel de Picaleña.


Al finalizar la diligencia, esta redacción conoció las declaraciones de Lilia Céspedes, tía del joven de 21 años asesinado el pasado 1 de mayo, quien diera a conocer que Roberto y José al parecer son personas muy problemáticas en esa zona del municipio de Rovira y que ya en varias oportunidades los habían atacado e intentado agredir con armas blancas, denuncias que ya se encuentran en manos de la Fiscalía. 
















 

El caso se registró a más de una hora del casco urbano del municipio de Rovira, en la vereda Bella Los Andes, donde personal de la Policía Nacional fue alertada sobre una riña que se estaba presentando, donde los involucrados estaban utilizando armas blancas y de fuego para agredirse.

Producto de la violenta gresca, resultó muerto Arquímides Rodríguez Torres de 26 años de edad, quien presentó tres heridas con arma blanca en rostro, abdomen y antebrazo derecho, al igual que cuatro impactos de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.

Según lo conocido por esta redacción, en la riña resultaron heridos:

Elkin Jimenez Rodriguez, quien resultó con una herida de arma blanca en el antebrazo derecho.

Ariel Ortiz Portela, quien recibió un impacto de bala en la pierna izquierda.

José Elmer Murillo Moreno, quien recibió una agresión con arma blanca.

Es de resaltar que José Elmer, tenía una orden de captura por el delito de homicidio.

Al hacer presencia en el lugar, los uniformados de la Policía lograron la captura de Roberto José Murillo de 21 años de edad, quien habría sido el causante del homicidio en medio de la reyerta.

Por ahora los móviles del caso están siendo materia de investigación por parte de las autoridades.








 

El caso se registró en la vía que de Ibagué conduce al municipio de Rovira, a la altura de la vereda Los Andes, donde un vehículo de pasajeros tipo Jeep sufrió fallas mecánicas ocasionado que se saliera del carreteable.

En medio del accidente resultaron cinco personas heridas, quienes fueron evacuadas hacia las instalaciones del hospital San Vicente del municipio de Rovira, donde a esta hora reciben atención profesional.

El vehículo de placas JFF-614, adscrito a la empresa Cootranstol del municipio de Rovira, al parecer perdió el sistema de dirección, ocasionando que el conductor perdiera el control hasta estrellarse contra unas matorrales.





 

La situación se registró entre en sector del Carmen de Bulira y el municipio de Rovira, donde las autoridades de tránsito y organismos de socorro tuvieron que atender un aparatoso accidente protagonizado por el conductor de un automóvil de placas HQY-017, el cual terminó de frente contra un muro.

 

Producto del fuerte impacto el conductor identificado como 'Alberiro' tuvo que ser rescatado y llevado al hospital San Vicente de Rovira, donde fue estabilizado y luego remitido a la ciudad de Ibagué.

 

Según el reporte inicial, el hombre sufrió múltiples traumas de tal modo que a esta hora permanece en el área de recuperación. Por su parte las autoridades avanzan en la investigación para establecer las causas del accidente.

 

El caso se registró en un campo de maíz ubicado en la vereda Pijao zona rural del municipio de Rovira, donde campesinos del sector encontraron gravemente herido a un joven de 18 años de edad, quien presentaba una herida de arma de fuego a la altura del abdomen, requiriendo que fuera llevado de emergencia hasta el hospital de esa localidad.

 

Según lo conocido por esta redacción, el joven herido identificado como Edgar Enrique Rodríguez Varón, al parecer se resbaló y accionó la escopeta con las que adelantaba labores de cacería, causándose la delicada lesión que derivó en su fallecimiento.

 

Personal de la Sijin se encargó de realizar el levantamiento del cadáver e iniciar la investigación para esclarecer plenamente lo ocurrido.

 

El detenido identificado como Urbano Fernández Lozano, conocido con el alias de “El Paisano” fue señalado por la Fiscalía con los delitos de extorsión agravada, tráfico, fabricación o porte de armas de fuego y hurto calificado y agravado.

En la audiencia de legalización de captura realizada ante la Juez Octava con función de control de garantías, el ente acusador dio a conocer que Fernández Lozano fue detenido por parte del Gaula Tolima mediante orden judicial expedida el 27 de julio del presente año y la cual se hizo efectiva en una vía del municipio de San Luis.

La Fiscalía dio a conocer que este sujeto viene siendo investigado por hechos ocurridos el 9 de octubre del 2010 en San Juan de la China, cuando el detenido junto con otros tres sujetos abordaron a unos comerciantes del municipio de Rovira que se movilizaba en un vehículo de placas BCT-792, los amenazaran con armas de fuego cortas y los hicieran bajar del mismo para atarlos y exigirles el pago de 20 millones de pesos para no hacerles daño.

La víctima en entrevista manifestó que los presuntos asaltantes le hurtaron la suma de 37 millones de pesos que transportaba en su vehículo, así como también otro millón de pesos y dos celulares, agregando que días después recibió llamadas extorsivas de alias “Bolas” integrante de las Águilas exigiéndole dinero, por lo que al poner una cita se logró capturarlo e identificarlo como Harvey Puentes Ovalle, quien denunció al “Paisano” de haber participado en el hecho.

En la diligencia se logró establecer que la Juez declaró legal la captura de Urbano Fernández, por lo que fue enviado a la cárcel de Picaleña, medida de aseguramiento definida el 28 de julio del presente año por parte del Juzgado Segundo con función de control de garantías luego que se declarara persona ausente al detenido.  











 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas
  • cortolima.jpeg