Martes, 17 Enero 2017

  • ARROZ DIANA.jpg
La comunidad del sector del barrio Nueva Castilla denunciaron a las autoridades la presencia de un grupo de sujetos que al parecer estarían portando armas de fuego e intimidando a los habitantes por lo que la Policía llegó al sitio a verificar lo que ocurría.

Al solicitar el registro y verificación de antecedentes a los jóvenes se encontró en poder del joven identificado como Omar Portón Bohórquez un arma de fuego la cual tenía todos los cartuchos en su interior por lo que procedieron a incautar el elemento y dejarlo a disposición de la Fiscalía.

En la audiencia que se realizara ante el Juzgado Octavo con función de control de garantías, la Fiscalía dio a conocer que Omar Portón se encontraba en libertad condicional, beneficio que se le otorgara por investigaciones y proceso judicial que se adelantaba en su contra por el mismo delito por lo que la Juez resolvió enviarlo a la cárcel de Picaleña.










 

El caso se registró mediante la instalación de un puesto de control en las calles del barrio Eduardo Santos, donde personal de la Policía Metropolitana de Ibagué le realizó la señal de pare a los ocupantes de una motocicleta, quienes hicieron caso omiso a la solicitud y continuaron con su marcha a toda velocidad.

De inmediato varias patrullas motorizadas iniciaron una persecución que terminó cuadras adelante, luego que los policiales ubicarán la motocicleta abandonada sobre una calle y junto a esta un maletín donde había un arma de fuego tipo revolver calibre 38 y un celular marca Alcatel.

Teniendo estos elementos que quedaron en cadena de custodia, personal la Policía judicial Sijin inició las indagaciones para identificar a los ciudadanos que huyeron de la Policía y que luego de la persecución se escabulleron a pie.





 

Ante el Juzgado Sexto penal municipal con función de control de garantías fue presentado el detenido identificado como José Aleth Cruz Vargas, de 38 años, quien fuera señalado por la Fiscal 34 Seccional de Lérida con el delito de fabricación, tráfico o porte ilegal de armas de fuego, partes o municiones.

Durante la audiencia, el ente acusador que la captura de este hombre se dio durante labores de patrullaje que adelantaban las autoridades por la vereda Puerto Colón del municipio de Santa Isabel, donde observaron un hombre con actitud sospechosa a quien le solicitaron un registro encontrando en la pretina de su pantalón un arma de fuego tipo revólver el cual contenía en su interior un cartucho calibre 38 por lo que procedieron a detenerlo.

En la audiencia que se realizara en su contra se estableció que José Aleth Cruz no presentaba antecedentes por lo que al no aceptar los cargos que le imputaran, el Juzgado resolvió dejarlo nuevamente en libertad. 




 

Se trata de Jhoan Sebastián García Díaz de 18  años de edad, conocido con el alias de Morocho, quien fue detenido por patrulleros de la Policía Metropolitana de la ciudad de Ibagué, luego de ser solicitado para un procedimiento de requisa cuando se encontraba en actitud sospechosa por las calles del barrio Industrial.

Al emprender la huida corriendo por varias cuadras, finalmente fue interceptado por los uniformados de la Policía Nacional, quienes al requisarlo le encontraron un arma de fuego tipo revolver calibre 38 con varios cartuchos para mismo.

De este modo, las autoridades procedieron a dejar a Morocho a disposición de la Fiscalía para ejecutar su proceso de judicialización en su contra.



 

Ante el Juzgado Séptimo penal municipal con función de control de garantías, la Fiscalía 64 Local presentó al detenido identificado como Álvaro Meneses Álvarez, señalado con el delito de fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, partes o municiones.

Durante la diligencia, el ente acusador dio a conocer que las autoridades se encontraban realizando labores de vigilancia y registro en el sector conocido como avenida fantasma ubicada en el barrio Los Mártires, donde observaron un sujeto con actitud sospechosa que puso su mano en la pretina de su pantalón y arrojó un elemento al suelo por lo que iniciaron la persecución.

De igual forma en el informe entregado por los uniformados se pudo establecer que recuperaron el elemento verificando que se trataba de un arma de fuego tipo revólver calibre 38 largo y el cual contenía en su interior seis cartuchos del mismo calibre por lo que procedieron a su captura y dejarlo a disposición de la Fiscalía.

En la audiencia se conoció que Álvaro Meneses Álvarez no aceptó el delito de fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, por lo que la Fiscalía reveló que el detenido presenta varios antecedentes por el mismo delito y por otros de los cuales ya afronta procesos en su contra por lo que solicitó una medida de aseguramiento correspondiente en centro carcelario. 






 
Ante el Juzgado Quinto con función de control de garantías, fue presentado el detenido identificado como Frank José Mosquera Quiñonez, señalado por el Fiscal 24 Seccional con el delito de hurto calificado y agravado.

Durante la audiencia, el representante fiscal reveló que la captura de este sujeto se dio en un puesto de control ubicado en la Carrera 1 Sur con Calle 15 del barrio Matallana luego que fuera abordado y le solicitaran su documentación, encontrando en su contra una orden judicial expedida por el Juzgado Primero Municipal de Belén de los Andaquíes, de Caquetá, el 14 de junio del 2016.

Frente a esta orden judicial se reveló que se expidió por hechos ocurridos el 9 de octubre del 2013 en el barrio Obrero de Caquetá, cuando el capturado junto con otro sujeto se movilizaban en una motocicleta, abordando a la víctima quien se movilizaba en un vehículo motorizado con su hermana, las hicieran caer halándoles un bolso, alcanzado arrastrarla varios metros, propinándole un puño en el rostro y amenazándola con un arma de fuego cuando esta intentaba evitar el hurto.

Es así como luego de lo ocurrido la víctima interpuso la denuncia ante la Fiscalía donde valoró sus elementos hurtados en 2 millones 300 mil pesos entre dinero en efectivo y objetos de valor por lo que se inició la investigación logrando dar con el paradero del presunto asaltante.

En la audiencia se estableció que Frank José Mosquera fue señalado con el delito de hurto calificado y agravado, cargos que no aceptara por lo que se espera conocer la medida de aseguramiento interpuesta en su contra.







 

Se trata Dairo Enrique Romero Arias de 33 años de edad, quien falleció en las instalaciones de la clínica Cafésalud de la calle 60, a donde fue trasladado luego de ser agredido con arma de fuego en las calles del barrio Jardín Santander.

Información conocida por esta redacción, da cuenta que los hechos se presentaron en la carrera Primera con calle 97B, donde la víctima fue impactado en la cabeza luego de sostener una discusión con dos personas conocidas con los alias de 'Chiva' y 'Padilla'.

Es de resaltar que el CTI de la Fiscalía y personal de la Sijin iniciaron las investigaciones para capturar a los responsables e identificar los móviles del caso de homicidio.

Las autoridades durante un puesto de control en la Calle cuarta con 10 del barrio Isaías Olivar del municipio del Espinal le hicieron el pare a una motocicleta en la cual se movilizaban dos sujetos identificados como Marlon Geovanny Barragán y Jorge Andrés Hermosa Barragán a quienes les solicitaron un registro, encontrando en poder de uno de ellos un arma de fuego, procediendo a capturarlos y dejarlos a disposición de la Fiscalía.

Durante la audiencia realizada en contra de los capturados, se reveló que Marlon Geovanny estaría coordinando con bandas delincuenciales del municipio de Flandes el control del microtráfico del sector de Villa Catalina, organizando así un grupo para vender alucinógenos en este sector del municipio del Espinal, agregando además que el detenido ya había purgado una condena de seis años, cuatro meses y 20 días por el delito de tráfico de estupefacientes y a quien le otorgaran la libertad condicional el 22 de septiembre del 2014.

Así mismo se pudo determinar que frente a los antecedentes de Jorge Andrés, éste ya había purgado una penal por el mismo delito en el año 2006 por lo que en esta oportunidad la Fiscalía le imputó el delito de fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, cargos que no aceptaran, siendo enviados a un centro carcelario. 








 
Ante el Juzgado Octavo con función de control de garantías, el Fiscal 24 Seccional presentó al detenido identificado como José Alexander Cervera Núñez, señalado con el delito de fabricación, tráfico o porte de armas de fuego.

El ente acusador dio a conocer que las autoridades se encontraban realizando labores de patrullaje por el sector del barrio Tolima Grande, donde fueron alertados por la comunidad sobre un sujeto que estaría corriendo con un arma de fuego en su poder intimidándolos, por lo que al ser sorprendido la guarda en la pretina de su pantalón y huye, siendo alcanzado metros más adelante incautando el elemento.

En su informe, la Policía logró determinar que se trataba de un arma de fuego tipo changón calibre 320, objeto que fuera dejado a disposición de la Fiscalía junto con el capturado Cervera Núñez, quien en la audiencia realizada en su contra no aceptara los cargos que le imputara la Fiscalía, siendo dejado nuevamente en libertad mientras avanza el proceso de investigación en su contra. 











 

El caso se registró durante las últimas horas en las calles del barrio Vasconia, donde personal de la Policía Metropolitana de Ibagué mediante la realización de patrullajes, logró la captura de dos jóvenes de 18 y 22 años de edad quienes minutos atrás habían atracado al conductor de un taxi.

Información conocida por esta redacción, da cuenta que los jóvenes utilizaron un arma de fuego tipo revolver para amenazar al conductor y poder despojarlo del dinero del producido, equivalente a 200 mil pesos.

Cuando los delincuentes intentaban huir, la patrulla logró su interceptación recuperando el dinero, incautando el arma de fuego y capturando a los jóvenes que fueron dejados a disposición de la Fiscalía.


 

  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas
  • cortolima.jpeg