Domingo, 22 Enero 2017

  • ARROZ DIANA.jpg

La situación se registró a altas horas de la noche, luego un ciudadano llamara a la estación de Policía del municipio Espinal, alertando sobre la presencia sospechosa de dos sujetos que se encontraban a bordo de una motocicleta de alto cilindraje en las calles del barrio Betania.

Fue así que al hacer la verificación, las patrullas se encontraron con los sospechosos quienes al notar la presencia de los uniformados, emprendieron la huida a toda velocidad. En medio de la persecución, el parrillero saco un arma de fuego y le apunto a los Policías, quienes reaccionaron con sus armas de dotación impactándolo en una de las piernas.

De este modo, se logró la captura de los evasores, la incautación de un arma de fuego tipo revolver calibre 38 y la inmovilización de la motocicleta en la que estaban escapando.



 

La situación se registró la noche de este domingo 15 de enero en las calles del municipio del Espinal, donde las autoridades fueron alertados sobre un atentado del que habían sido víctima tres hermanos al interior de una carnicería ubicada sobre la calle 9 con carrera 11.

De este modo una patrulla motorizada ubicó una motocicleta Pulsar 200 en la cual se movilizaban tres ciudadanos, quienes al parecer habían sido los protagonistas del hecho delincuencial reportado inicialmente. Fue así que al tratar de interceptarlos, uno de los delincuentes desenfundó un arma de fuego y disparó a los Policías, quienes reaccionaron desencadenando una balacera en movimiento.

Teniendo en cuenta el cruce de disparos, otros cuadrantes participaron en la persecución que terminó cuando los ocupantes de la motocicleta se bajaron e ingresaron a una vivienda, a la cual también ingresaron los uniformados logrando la captura de un adulto y la aprehensión de un menor de edad, a quienes se les incautó un revolver calibre 38 y la motocicleta en la que se movilizaban. Cabe resaltar que el tercer delincuente que viajaba en la moto alcanzó a emprender la huída por los tejados del sector.

Al llegar al lugar inicial de la persecución, las autoridades encontraron tres personas heridas quienes fueron evacuadas hacia un centro asistencial.

De acuerdo al reporte policial, los hermanos afectados fueron identificados como Rafael Ramírez Suárez, quien murió producto de un impacto de arma de fuego en el pecho y otro en una pierna. Sandro Ramírez Suárez, quien recibió un impacto en el abdomen con orificio de entrada y salida. José Antonio Ramírez Suárez, quien sufriría herida abierta en la cabeza producto de un cachazo.

Por ahora los detenidos tendrán que responder en estrados judiciales, acusados de múltiples conductas delictivas entre las cuales predomina el homicidio.

Es de resaltar que los ciudadanos víctimas de esta situación, son hermanos de un exconcejal de esa población.




 

El caso se registró mediante la instalación de un puesto de control en las calles del barrio Eduardo Santos, donde personal de la Policía Metropolitana de Ibagué le realizó la señal de pare a los ocupantes de una motocicleta, quienes hicieron caso omiso a la solicitud y continuaron con su marcha a toda velocidad.

De inmediato varias patrullas motorizadas iniciaron una persecución que terminó cuadras adelante, luego que los policiales ubicarán la motocicleta abandonada sobre una calle y junto a esta un maletín donde había un arma de fuego tipo revolver calibre 38 y un celular marca Alcatel.

Teniendo estos elementos que quedaron en cadena de custodia, personal la Policía judicial Sijin inició las indagaciones para identificar a los ciudadanos que huyeron de la Policía y que luego de la persecución se escabulleron a pie.





 

El caso se registró a la altura del kilómetro uno de la vía que del municipio de Fresno conduce a la vereda La Sierra, donde personal de la Policía departamental realizó la señal de pare al conductor de una motocicleta que no tenía placa, de tal modo que el ciudadano hizo caso omiso y emprendió la huida a toda velocidad.

De inmediato el sujeto arrojó un paquete a un costado de la vía, mientras los uniformados intentaban alcanzarlo en una persecución que fue infructuosa, toda vez que el hombre logró perder a las patrullas en un cruce.

Sin embargo, al regresar al lugar donde se había iniciado la persecución, los policiales encontraron el paquete en el cual era transportada munición para diferentes calibres.

Según el reporte Policial, la acción permitió incautar 29 cartuchos de fusil calibre 5.56, 10 cartuchos de fusil calibre 7.72 y varios cartuchos para escopeta calibre 12. 

Dichos elementos finalmente fueron dejados a disposición de la Fiscalía para iniciar la judicialización.


 

Se trata de una joven de 18 años de edad, identificada como Yulitza Alexandra Camacho, quien la noche anterior fue asesinada por un sujeto de aproximados 20 años de edad, quien le propinó una mortal puñalada en el  cuello, la cual derivó en su fallecimiento de forma instantánea.

Según lo informado por las autoridades, la joven se encontraba chateando en un café Internet cuando llegó el agresor con quien sostuvo una discusión, hasta que él la agredió y emprendió la huida a bordo de una motocicleta de placas YQH-32D.

De inmediato la comunidad del sector alertó a la Policía, quienes iniciaron una persecución que terminó en el sector del Picaleña, donde lograron la detención de Pedro Antonio Valero.

Versiones extraoficiales señalan que la joven víctima era un poco problemática, de tal modo que varios días atrás había apuñalado a dos jovencitas con quien sostuvo una discusión.

El caso se registró en la vereda San Francisco del corregimiento de Chicoral, donde uniformados de la Policía del Tolima lograron la interceptación de un hombre identificado como Víctor Alfonso Restrepo Henao, quien se movilizaba a bordo de una motocicleta Yamaha Crypton.

 

Según lo conocido por esta redacción, el sujeto fue requerido en un puesto de control del cual decidió emprender la huida, iniciando una persecución policial que se extendió por varios kilómetros.

 

Al lograr detenerlo, los patrulleros pudieron establecer que la motocicleta aparecía como hurtada en la base de datos de la Policía Nacional, en hechos que se registraron a inició de mes mediante la modalidad de robo a mano armada.

 

De este modo, la motocicleta y el conductor fueron dejados a disposición de la Fiscalía 23, donde se inició un proceso judicial en su contra.

 

El caso se registró en pleno centro del municipio de Ambalema, donde personal de la Policía del Tolima fue alertada por la comunidad, sobre la presencia de dos sujetos a bordo de una motocicleta portando un arma de fuego.

 

Al llegar la patrulla, los sospechosos reaccionaron de manera agresiva disparando en contra de los uniformados, impactando la motocicleta Policial y pinchándole la llanta delantera; situación que fue aprovechada por los sujetos para huir por la vía que conduce al municipio de Armero Guayabal.

 

Al solicitar el apoyo y continuar la persecución, los uniformados encontraron en el kilómetro 96 a los presuntos sicarios, tendidos a un costado de la vía luego de haberse accidentado. 

 

Producto del golpe contra un árbol, falleció el conductor de la moto de placa AAJ-12C, identificado como Jerson David Núñez. Así mismo, encontraron a un menor de 17 años quien sufrió graves heridas.

 

En el lugar, los patrulleros ubicaron un revólver calibre 38 con los seis cartuchos accionados en el tambor, arma que fue utilizada para enfrentarse a la Policía.

 

El menor aprehendido ahora afrontará un proceso por los delitos de porte, tráfico y fabricación de armas de fuego, intento de homicidio y ataque contra servidor público.

 

 

 

Se trata de Onesimo Cortés Rodríguez y Andres Felipe Cartagena Pava, quienes fueron detenidos por uniformados de la Policía del Tolima, luego de perpetrar el hurto de una motocicleta propiedad de una mujer, a quien habían intimidado con un revólver calibre 38.

 

Según lo informado por las autoridades, los delincuentes interceptaron a una joven a quien obligaron a bajarse de su motocicleta Biwis de placa YHR-96D y se la llevaron en la vía que conduce hacía el municipio de Flandes.

 

La oportuna denuncia de la víctima a la Policía del Espinal, permitió que se iniciara una persecución que terminó con la captura de los dos delincuentes.

 

Luego de practicárseles un registro personal, se les encontró un arma de fuego tipo Revolver calibre 38, con seis cartuchos para el mismo.

 

Los detenidos fueron dejados a disposición de la Fiscalía, para que respondan por los delitos de porte ilegal de armas y hurto calificado y agravado.

 

El caso se registró en las últimas horas sobre la avenida Ambalá, donde el conductor de una motocicleta Biwis de placas OUS-06D, protagonizó un escape en contravía con persecución policial, en el carril que conduce hacia el centro de la ciudad.

 

El hombre quien vestía jean, camisa a cuadros y zapatillas negras, era perseguido por patrulleros de la Policía quienes al igual que el sospechoso,  maniobraban las motocicletas para esquivar los carros que viajaban en el sentido correcto de la vía.

 

Testigos manifestaron que en medio de la persecución se escucharon varios disparos, situación que fue desmentida por la Policía, señalando que no se le encontró un arma al sujeto.

 

Sijin embargo, de manera contradictoria a lo dicho por las autoridades, una mujer que viajaba en una camioneta, el vigilante de una construcción, estudiantes de la Unibagué y algunas personas que estaban en el edificio de Confatolima, señalaron haber escuchado disparos.

 

De acuerdo con la versión de la Policía, el hombre hizo caso omiso a la señal de Pare en un puesto de control y esto derivó en la persecución.

 

Es de resaltar que el motociclista fue cerrado por el conductor una camioneta, quien lo hizo perder el control y estrellarse contra el separador. Allí finalmente fue detenido y esposado para trasladarlo hasta una estación de Policía.

 

  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas
  • cortolima.jpeg