Lunes, 16 Enero 2017

  • ARROZ DIANA.jpg

El caso se registró mediante la instalación de un puesto de control en las calles del barrio Eduardo Santos, donde personal de la Policía Metropolitana de Ibagué le realizó la señal de pare a los ocupantes de una motocicleta, quienes hicieron caso omiso a la solicitud y continuaron con su marcha a toda velocidad.

De inmediato varias patrullas motorizadas iniciaron una persecución que terminó cuadras adelante, luego que los policiales ubicarán la motocicleta abandonada sobre una calle y junto a esta un maletín donde había un arma de fuego tipo revolver calibre 38 y un celular marca Alcatel.

Teniendo estos elementos que quedaron en cadena de custodia, personal la Policía judicial Sijin inició las indagaciones para identificar a los ciudadanos que huyeron de la Policía y que luego de la persecución se escabulleron a pie.





 

Se trata de Jhoan Sebastián García Díaz de 18  años de edad, conocido con el alias de Morocho, quien fue detenido por patrulleros de la Policía Metropolitana de la ciudad de Ibagué, luego de ser solicitado para un procedimiento de requisa cuando se encontraba en actitud sospechosa por las calles del barrio Industrial.

Al emprender la huida corriendo por varias cuadras, finalmente fue interceptado por los uniformados de la Policía Nacional, quienes al requisarlo le encontraron un arma de fuego tipo revolver calibre 38 con varios cartuchos para mismo.

De este modo, las autoridades procedieron a dejar a Morocho a disposición de la Fiscalía para ejecutar su proceso de judicialización en su contra.



 

El caso se registró en las últimas horas en el sur de la ciudad de Ibagué, donde personal de la Policía Metropolitana de esta capital estaba adelantando un puesto de control para requisar a los ciudadanos, verificar antecedentes y los documentos de los vehículos.

De este modo, en el desarrollo de esta actividad se le realizó la señal de pare a un joven que se movilizaba en una motocicleta Yamaha Scooter, quien al notar el requerimiento de la Policía intentó evadir a los uniformados, pero estos se le atravesaron y evitaron que pudiera huir.

Es así que al verificar las características del vehículo, se pudo establecer que la motociclista tenía un reporte de haber sido hurtada en la ciudad de Ibagué a inicio de este año.

De inmediato el conductor y la motocicleta fueron dejados a disposición de la Fiscalía para realizar el respectivo procedimiento.




 

Jhon Fredy Pérez Caldón fue capturado en un puesto de control ubicado en el Kilómetro 9 más 500 metros de la vía que de Ibagué conduce al municipio del Espinal, luego que se le hiciera el pare a la motocicleta de placa ASP-05E la cual iba conduciendo.

Al detenerse, los uniformados le solicitaron un registro y la documentación, encontrando que Pérez Caldón es oriundo de Pital, Huila, residente de la vereda San Antonio, y quien al parecer se estaría movilizando con una licencia de conducción falsa, por lo que procedieron a dejarlo a disposición del ente acusador.

En la audiencia que se llevaría a cabo ante el Juez Sexto con función de control de garantías, el Fiscal 64 Local le solicitó al togado al inicio de la diligencia retirar la legalización de captura, imputación y medida de aseguramiento en contra de Jhon Fredy Pérez debido a un informe de un analista quien indicó que el documento se encontraba en estado de deterioro por lo que no se le podía realizar el respectivo estudio, siendo dejado nuevamente en libertad. 








 
Las autoridades se encontraban realizando un puesto de control en la vía que de Ibagué conduce al municipio del Espinal, más específicamente en el kilómetro 1 más 200 metros, donde le hicieron el pare a una motocicleta de placas FDN-69E la cual era conducida por Andrés Geovanni Cajamarca Patiño, de 24 años, oficio soldador.

Al solicitarle la documentación, los uniformados verificaron en la base de datos, encontraron que la licencia de conducción era falsa por lo que procedieron a dejarlo a disposición de la Fiscalía donde además se pudo establecer que éste tenía multas por 3 millones 269 mil 800 pesos.

En la audiencia que se realizara ante el Juez Quinto con función de control de garantías, el Fiscal 19 Local le imputó el delito de falsedad en documento público, el cual no aceptó, por lo que fue dejado nuevamente en libertad, mientras avanza el proceso de investigación en su contra. 










 

Gracias a la implementación de un puesto de control adelantado por uniformados de la Policía de Carreteras a la altura del kilómetro seis de la vía Honda - La Dorada, se logró la ubicación de una volqueta doble troque que presentaba inconsistencias en los sistemas de identificación.

 

Al verificar detenidamente, los uniformados pudieron establecer que se  trataba de un vehículo que tenía solicitud de inmovilización, requerida por el delito de hurto mediante la modalidad de estafa.

 

Fue así que el conductor de 34 años fue capturado por los policiales, acusado por la conducta punible de falsedad marcaría. 

 

El detenido identificado como Enrique Díaz García fue señalado por la Fiscalía con el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

En la audiencia, la Fiscalía dio a conocer que los uniformados se encontraban en un puesto de control ubicado en el barrio Las Palmas, donde le hicieron el pare a Díaz García quien se movilizaba en una motocicleta, solicitándole un registro.

Al registrarlo, las autoridades le encontraron en su poder una bolsa con marihuana prensada la cual arrojó un peso neto de 286 gramos de cannabis, siendo dejado a disposición de la Fiscalía.

Durante la diligencia el ente acusador dio a conocer que Enrique Díaz tenía un detención domiciliaria por sentencia condenatoria del 2005 por el mismo delito cuando fue perseguido por las autoridades cuando intentaba escapar con una mujer encontrando en su poder sustancia alucinógena, por lo que no aceptó cargos y fue dejado nuevamente en libertad. 










 
Los detenidos identificados como Michael Javier Collazos Cabrera y Diego Fernando García Rubiano, integrantes de la Policía, fueron señalados por la Fiscal 44 Seccional con los delitos de concusión y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

En la audiencia realizada ante la Juez Séptima con función de control de garantías, la Fiscalía dio a conocer que Collazos Cabrera y García Rubiano fueron detenidos mediante orden judicial expedida el pasado 16 de septiembre por el Juzgado Séptimo con función de control de garantías y las cuales se hicieron efectivas en los barrios siete de agosto y el bunde.

El ente acusador dio a conocer realizada a la hermana de la víctima quien dio a conocer que su hermano se estaba movilizando en un vehículo por el sector del barrio Ancón donde se encontraba un puesto de control el cual evadió emprendiendo la huida siendo perseguido por los dos uniformados cuadras más adelante, donde al parecer lo habrían sostenido del cuello, lo habrían golpeado y esposado a una reja mientras registraban el automóvil.

La mujer da cuenta que los patrulleros le dijeron a su hermano que habían encontrado al interior del vehículo sustancia similar a la cocaína y al parecer en su billetera una papeleta con marihuana por lo que procedieron a inmovilizar el automóvil y a detenerlo, asegurando la hermana de la víctima que los Policías le habrían exigido la suma de 600 mil pesos para no judicializarlo intimidándolo porque lo enviarían a la cárcel por lo que este accedió.

De igual forma se estableció que la víctima fue llevaba hasta un CAI donde le permitieron llamar a sus familiares para pedir el dinero, entre ellos el dueño del vehículo debido a que al parecer lo había tomado sin permiso y lo tenía la licencia de conducción, lo que lo llevaría a evadir el puesto de control, al llegar al sitio su familia les dieron a conocer el deposito del dinero por lo que dejaron en libertad a la víctima, conversación que fuera grabada por la denunciante y entregada a la Fiscalía para adelantar la investigación.

En la diligencia se logró establecer que el abogado defensor de los detenidos se opuso a la solicitud de imputación de cargos y medida de aseguramiento que realizara la fiscalía por lo que la juez resolvió enviar el caso a la Corte Suprema de Justicia. 










 
El detenido identificado como Alduber Cruz Patiño, fue señalado por la Fiscal Séptima local con el delito de fuga de presos.

En la diligencia que se realizara ante la Juez Octava con función de control de garantías, el ente acusador dio a conocer que patrulleros de la Policía se encontraban en un puesto de control sobre la carrera cuarta estadio con calle 16, donde observaron a Cruz Patiño a quien le solicitaron la documentación.

Al verificar en la base de datos, las autoridades verificaron que le registra una prisión domiciliaria de 4 años y 6 meses proferida por el Juzgado Octavo Penal del Circuito por el delito de porte, tráfico y fabricación de armas de fuego la cual debía cumplir en una residencia del barrio el Carmen.

En la diligencia se conoció que Alduber Cruz no aceptó cargos por lo que fue dejado nuevamente en libertad.












 
  1. Más Leídas
  2. Últimas
  3. Destacadas
  • cortolima.jpeg